L’únic banc que no pot fer fallida / El único banco que no puede quebrar

Artículo publicado originalmente en El Punt Avui  (http://www.elpuntavui.cat/ma/article/2-societat/-/670186-lunic-banc-que-no-pot-fer-fallida.html) el 13 de agosto de 2013.

Versión en castellano.

El sueño de Míriam Acebillo Baqué, presidenta de la Federación Catalana de ONG por la Paz, el Desarrollo y los Derechos Humanos (FCONG)
El único banco que no puede quebrar

Hace cincuenta años del discurso de Luther King y hace cinco de la quiebra de Lehman Brothers, signo y símbolo del hundimiento del castillo de naipes de la opulencia occidental. La máscara del capitalismo depredador ha caído y las desigualdades aumentan rápidamente también en nuestra casa. Pero las ONG sabemos que las amenazas a la paz, los derechos humanos y el bienestar global vienen de muy lejos, así como las semillas de las estafas y retrocesos que vivimos hoy.
Releer el discurso de Luther King nos hace rememorar, como un zarandeo, que siempre hubo gente que creyó que todo ser humano, a pesar de los puntos de partida diferentes, tiene derecho a una vida digna, con igualdad de oportunidades. Reclamaba en 1963 los derechos a la ciudadanía, a la participación política ya la movilización para la búsqueda de la felicidad. Nosotros creemos firmemente. El trabajo por la paz, los derechos humanos y el desarrollo es hoy más necesario que nunca en Cataluña. A pesar de ello, sufrimos por el desmantelamiento de las políticas públicas que hemos estado construyendo durante mucho tiempo, por el apoyo a las personas más vulnerables, por la educación, la sanidad, la cultura y la cooperación internacional. El ataque a la dignidad humana viene por tierra, mar y aire.
A pesar de todo, no nos sumimos en la desesperanza, nos decía Luther King. Tenemos la responsabilidad de combatir las injusticias porque no son fatalidades. Ahora y aquí hay que soñamos, que imaginamos alternativas al presente que nos ofrecen para construir futuros que nos ilusionen. Y desde aquí, pues, las entidades que forman parte de la federación soñamos un mundo más justo y feliz. Soñamos un mundo donde hayamos redefinido colectivamente, en nuevas o renovadas instancias e instituciones globales y democráticas, el concepto de desarrollo, para que pueda ser realmente sostenible e inclusivo. Un mundo habitado por una ciudadanía que ha globalizado luchas y esperanzas, y donde el liderazgo es compartido con las regiones africanas, latinoamericanas y asiáticas. Y soñamos un país donde las indignaciones nacionales no olvidan que nuestra casa es el mundo, y que el camino a hacer debe poder hacer todo el mundo.
Soñamos un país donde la solidaridad con las personas más desfavorecidas sea principio rector para la sociedad y para las administraciones. Donde la política de cooperación y solidaridad internacional sea el eje de la acción exterior, y las iniciativas de algunos departamentos o de algunas empresas no invaliden todos los esfuerzos hechos en otro sentido. Un país respetado por el conocimiento que produce sobre paz y resolución de conflictos o por sus iniciativas en la defensa de los derechos humanos, sociales y ambientales, y donde sus representantes políticos sean especialmente combativos contra las actitudes xenófobas, las desigualdades de género, y las prácticas y discursos discriminatorios.
Soñamos un país que persigue y denuncia los paraísos fiscales, que censura la economía especulativa, y que genera bienestar con una economía productiva vinculada al conocimiento. Con una ciudadanía que lucha contra el fraude fiscal y la corrupción, pide auditar su deuda, y renuncia a pagar lo que considera ilegítimo. Un país sin ejércitos ni inversiones en armamento. Que tiene claras sus prioridades sociales e invierte esfuerzos en una sanidad, una educación y una investigación públicas de calidad. Donde las escuelas sean espacios de aprendizaje en los valores de la paz, la responsabilidad política y la radicalidad democrática. Donde se aprenda que desobedecer leyes injustas es legítimo y necesario.
¿Qué sentido tienen los estados y las instituciones públicas si no están comprometidas en la profundización y la consecución de derechos? Hoy que muchas actuaciones gubernamentales conculcan derechos individuales y colectivos, nosotros soñamos una ciudadanía dispuesta a denunciarlo, ya defender sus derechos. Y no soñamos para soñar. Queremos contribuir a hacerlo posible. Con nuevas formas de organización más transparentes, horizontales, ágiles y eficaces, y facilitando procesos de aprendizaje que nos permitan mantener nuestra sociedad civil catalana bien fuerte, y muy diversa.
Martin Luther King se negaba a creer, en agosto de 1963, que el banco de la justicia quebrara. En agosto de 2013, y después de poner en juego nuestro bienestar colectivo por culpa de tantas quiebras bancarias, quizás es más claro que nunca que justamente este banco no puede hacer, de quiebra. Este es el único que seguro que no debemos dejar caer. Y el grifo del crédito debe ser infinito.

Versión en catalán.

El somni de Míriam Acebillo Baqué, presidenta de la Federació Catalana d’ONG per la Pau, el Desenvolupament i els Drets Humans (FCONG)

L’únic banc que no pot fer fallida

Fa cinquanta anys del discurs de Luther King i en fa cinc de la fallida de Lehman Brothers, signe i símbol de l’esfondrament del castell de cartes de l’opulència occidental. La màscara del capitalisme depredador ha caigut i les desigualtats augmenten ràpidament també a casa nostra. Però a les ONG sabem que les amenaces a la pau, als drets humans i al benestar global vénen de molt lluny, així com les llavors de les estafes i retrocessos que vivim avui.

Rellegir el discurs de Luther King ens fa rememorar, com un sacseig, que sempre hi va haver gent que va creure que tot ésser humà, malgrat els punts de partida diferents, té dret a una vida digna, amb igualtat d’oportunitats. Reclamava el 1963 els drets a la ciutadania, a la participació política i a la mobilització per a la recerca de la felicitat. Nosaltres hi creiem fermament. El treball per la pau, els drets humans i el desenvolupament és avui més necessari que mai a Catalunya. Malgrat això, patim pel desmantellament de les polítiques públiques que hem estat construint durant molt de temps, pel suport a les persones més vulnerables, per l’educació, la sanitat, la cultura i la cooperació internacional. L’atac a la dignitat humana ve per terra, mar i aire.

Malgrat tot, no ens sumim en la desesperança, ens deia Luther King. Tenim la responsabilitat de combatre les injustícies perquè no són fatalitats. Ara i aquí cal que somiem, que imaginem alternatives al present que ens ofereixen per construir futurs que ens il·lusionin. I des d’aquí, doncs, les entitats que formem part de la federació somiem un món més just i feliç. Somiem un món on haguem redefinit col·lectivament, en noves o renovades instàncies i institucions globals i democràtiques, el concepte de desenvolupament, per tal que pugui ser realment sostenible i inclusiu. Un món habitat per una ciutadania que ha globalitzat lluites i esperances, i on el lideratge és compartit amb les regions africanes, llatinoamericanes i asiàtiques. I somiem un país on les indignacions nacionals no obliden que casa nostra és el món, i que el camí a fer l’ha de poder fer tothom.

Somiem un país on la solidaritat amb les persones més desfavorides sigui principi rector per a la societat i per a les administracions. On la política de cooperació i solidaritat internacional sigui l’eix de l’acció exterior, i les iniciatives d’alguns departaments o d’algunes empreses no invalidin tots els esforços fets en un altre sentit. Un país respectat pel coneixement que produeix sobre pau i resolució de conflictes o per les seves iniciatives en la defensa dels drets humans, socials i ambientals, i on els seus representants polítics siguin especialment combatius contra les actituds xenòfobes, les desigualtats de gènere, i les pràctiques i discursos discriminatoris.

Somiem un país que persegueix i denuncia els paradisos fiscals, que censura l’economia especulativa, i que genera benestar amb una economia productiva vinculada al coneixement. Amb una ciutadania que lluita contra el frau fiscal i la corrupció, demana auditar el seu deute, i renuncia a pagar allò que considera il·legítim. Un país sense exèrcits ni inversions en armament. Que té clares les seves prioritats socials i inverteix esforços en una sanitat, una educació i una recerca públiques de qualitat. On les escoles siguin espais d’aprenentatge en els valors de la pau, la responsabilitat política i la radicalitat democràtica. On s’aprengui que desobeir lleis injustes és legítim i necessari.

Quin sentit tenen els estats i les institucions públiques si no estan compromeses en l’aprofundiment i la consecució de drets? Avui que moltes actuacions governamentals conculquen drets individuals i col·lectius, nosaltres somiem una ciutadania disposada a denunciar-ho, i a defensar els seus drets. I no somiem per somiar. Volem contribuir a fer-ho possible. Amb noves formes d’organització més transparents, horitzontals, àgils i eficaces, i facilitant processos d’aprenentatge que ens permetin mantenir la nostra societat civil catalana ben forta, i ben diversa.

Martin Luther King es negava a creure, l’agost del 1963, que el banc de la justícia fes fallida. L’agost del 2013, i després de posar en joc el nostre benestar col·lectiu per culpa de tantes fallides bancàries, potser és més clar que mai que justament aquest banc no en pot fer, de fallida. Aquest és l’únic que segur que no hem de deixar caure. I l’aixeta del crèdit ha de ser infinita.

 

Please follow and like us:

Una vida digna para todos: informe de Ban Ki-Moon

Las discusiones sobre el “Post-2015” han iniciado una nueva fase. El esperado informe del Secretario General de Naciones Unidas ya está disponible al público. Titulado: “Una vida digna para todos: acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y promover la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo después de 2015”, el informe del Secretario General analiza el progreso en la implementación de los ODM hasta 2015 y hace recomendaciones para continuar avanzando en la agenda de Naciones Unidas para después de 2015.
Mientras se enfatiza sobre la necesidad de esfuerzos renovados para la consecución de los ODM para finales de 2015, el informe también identifica políticas y programas que han conseguido algunos logros en su cumplimiento y que podrían contribuir en acelerarlo.
Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano por lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio antes de que finalice 2015. Esa tarea está inacabada y debe continuar para asegurar el bienestar, la dignidad y los derechos de quienes siguen marginados en la actualidad, así como de las generaciones futuras.
Es importante notar que este informe destaca como importante al “crecimiento” inclusivo, el empleo decente y la protección social; destinando más recursos para los servicios esenciales/básicos y asegurando el acceso para todas las personas. También pone énfasis en el fortalecimiento de la voluntad política y la mejora del entorno normativo internacional; y en la construcción de alianzas múltiples.

El informe señala la necesidad de una nueva visión y un marco de respuesta para un desarrollo sostenible – facilitado por la integración del crecimiento económico, la justicia social y ordenación medioambiental, y considera que estos deben ser los principios rectores y el estándar en la forma de actuación internacional. El informe sugiere la continuidad en el trabajo iniciado con los ODM para asegurar que la pobreza sea erradicada dentro de una generación. También espera que el marco de desarrollo Post-2015 pueda unir a un gran abanico de aspiraciones y necesidades humanas y asegurar una vida digna para todo el mundo.

¿Qué políticas y programas han contribuido más a los progresos? (consulta el documento completo aquí)

  • Una fuerte implicación nacional y políticas bien gestionadas, respaldadas de forma coherente por asociados a todos los niveles, han impulsado los progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las políticas que estimulan un crecimiento económico sólido e inclusivo, acompañadas de medidas orientadas a mejorar el acceso de los pobres y los excluidos a servicios básicos de calidad, han permitido conseguir avances en muchos países.

1. Hacer hincapié en el crecimiento inclusivo, el empleo digno y la protección social

  • “el crecimiento económico inclusivo, con empleo y sueldos dignos, es un requisito previo para lograr los Objetivos de Desarrollo del
    Milenio, en particular el (…) relativo a la erradicación de la pobreza extrema y el hambre.”
  • “Las inversiones selectivas en los sistemas de salud pública, la lucha contra las enfermedades, la educación, la infraestructura y la productividad agrícola (…) crean sinergias, por lo que son muy eficaces en programas integrados de desarrollo.”
  • “Las políticas que promueven el empleo rural ofrecen resultados positivos respecto de la reducción de la pobreza, el consumo de alimentos, el gasto de los hogares en educación y salud, la reducción de la deuda y la creación de activos.”

2. Asignar más recursos para servicios esenciales y asegurar el acceso para todos

  • “A fin de acelerar los progresos en educación, algunos países han eliminado las tasas escolares y han reducido los gastos indirectos de la matriculación.”
  • “En África Occidental las inversiones complementarias en infraestructura, con campañas de alfabetización de la mujer, destinadas a vencer la resistencia a la educación de las niñas en zonas rurales, dieron lugar a un significativo aumento de la tasa de matriculación de las niñas en las escuelas primarias.”
  • “Algunos países han ampliado el acceso a la enseñanza primaria al tiempo que han abordado las disparidades entre los géneros.”
  • “Las inversiones en infraestructura material y humana para el sector de la atención de la salud pública están dando sus frutos en el Asia Meridional, donde se han prestado servicios gratuitos en instalaciones próximas a los pacientes.”
  • “Las políticas de apoyo al acceso universal gratuito a la atención primaria de la salud para mujeres y niños han reducido la mortalidad infantil en algunos países del África Subsahariana.”

3. Fortalecer la voluntad política y mejorar el entorno normativo internacional

  • “El carácter mundial de muchos problemas actuales requiere una acción global coordinada.”
  • “Se requieren más esfuerzos para asegurar el alivio oportuno de la deuda de los países (…) gravemente endeudados y mejorar así sus posibilidades de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.”
  • “Limitar el aumento de la temperatura media mundial a 2ºC por encima de los niveles preindustriales e invertir esa tendencia, de conformidad con los acuerdos internacionales, exige una acción enérgica y coordinada a nivel nacional e internacional.”
  • “Se requieren con urgencia medidas más enérgicas respecto de otras metas en materia de sostenibilidad ambiental, incluidas las relativas a la
    biodiversidad, el agua, el uso de la tierra y los bosques.”

Conclusión

Adoptar medidas en respuesta a los desafíos comunes exige un compromiso renovado con la cooperación internacional. El multilateralismo se está poniendo a prueba. Las Naciones Unidas, como un faro mundial de la solidaridad, deberán hacer lo que les corresponde para fortalecer la colaboración y mostrar que pueden ser eficaces para consolidar el mundo justo, próspero y sostenible que las personas desean y tienen derecho a esperar. Definir la agenda para el desarrollo después de 2015 es, por tanto, una tarea de enormes proporciones, si bien inspiradora e histórica, para las Naciones Unidas y los Estados Miembros.

Al hacerlo debemos seguir escuchando a los pueblos del mundo y fomentando su participación. Hemos oído sus llamamientos en favor de la paz y la justicia, la erradicación de la pobreza, el ejercicio de los derechos, la eliminación de la desigualdad, el aumento de la rendición de cuentas y la preservación de nuestro planeta. Las naciones del mundo deben unirse en un programa común para actuar con arreglo a esas aspiraciones. Nadie debe quedar  rezagado. Tenemos que construir un futuro de justicia y esperanza, una vida de dignidad para todos.

 

Please follow and like us: