• pobrezacero@coordinadoraongd.org

Contra el negacionismo…

Contra el negacionismo…

“Ustedes y los científicos se han puesto hace poco tiempo de acuerdo, cuando mi padre, un Yachay (sabio) de 93 años dice: “por favor no exploten petróleo, respeten a la tierra, respeten a la naturaleza porque si no se va a convertir en espuma y este mundo no va a ser vivible”. Muchos se rieron y dijeron: ¿y estos con qué salieron?.  Ahora los científicos salen con que eso es casi real y dicen en su lenguaje que el cambio climático nos está afectando, que los gobiernos tienen que tomar una decisión fuerte, tienen que evitar la contaminación y nosotros hace mucho tiempo que lo decíamos. Lo hemos venido repitiendo y han hecho oídos sordos.”

(discurso íntegro en https://www.redes-ongd.org/index.php/informate/noticias/1023-paty-gualinga-en-dialogos-enlazate-por-la-justicia-quien-es-el-pobre-entonces-eres-tu-o-soy-yo)

Son palabras de la líder indígena kichwa Patricia Gualinga, Embajadora de la Madre Tierra, en un reciente encuentro en Madrid. Nos recordaba que en esta sociedad que profesamos el credo de la ciencia y la tecnología, ni a los pilares de nuestro, tan alabado progreso, damos crédito… Y es que somos capaces, como colectivo humano dizque desarrollado, de negarnos a nosotros mismos con tal de no cambiar ni un ápice nuestro estilo de vida y salir del modelo que está destruyendo la casa común y a sus habitantes. Y no nos equivoquemos, no es Donald Trump la única razón de todos los males presentes y futuros de la humanidad. Negar, negamos todos. A veces con cierto debate, otras sencillamente mirando para otro lado y en ocasiones echando tinta como el calamar para tratar de oscurecer lo que es evidente. Pero seguimos sin decidirnos a vivir de otra manera, porque algo ya hacemos; seguimos entregándonos desenfrenadamente a los grandes operadores de venta por internet o a las grandes superficies porque no nos da la vida; generamos 1 ó 2 (o más) bolsas diarias de basura, porque como ahora se separa, no pasa nada…; y continuamos viajando en avión porque los billetes están tirados de precio, cuando la mayoría de nuestros abuelos no salieron de España; o tal vez  seguimos esperando ganar más “porque yo lo valgo” o porque son las reglas del mercado, sin entender que no hay futuro sin austeridad y sin decrecer porque no da para todos (y no es que sobre gente, es que sobran cosas, expectativas y ambiciones)… Y así podríamos continuar fustigándonos con una lista interminable de comportamientos, hábitos y actitudes que son de facto negacionistas.

Conocemos perfectamente las consecuencias de todos nuestros actos y nuestros estilos de vida para el planeta y para las personas pero no las asumimos. Define el diccionario de la RAE asumir como “hacerse cargo, comprometerse, responsabilizarse, tomar algo para sí”. Recuerda al itinerario de transformación personal que marcaba el jesuita asesinado en el Salvador, Ignacio Ellacuría: “cargar, hacerse cargo, encargarse de la realidad”, ¡qué falta nos haces maestro!.

La campaña “Si cuidas el Planeta, combates la Pobreza” promovida por la iniciativa Enlázate por la Justicia (Cáritas, CEDIS, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES) presenta para estos meses de enero y febrero, el noveno principio de su decálogo verde que lleva por título “Asumirás los consensos científicos”. En su encíclica Laudato Si, el Papa Francisco apela al «consenso científico muy consistente que indica que nos encontramos ante un preocupante calentamiento del sistema climático» y que «numerosos estudios científicos señalan que la mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a (…) la actividad humana» (LS 23).

Confieso que en el trabajo de preparación de los materiales de este principio pensé que no iba dirigido a mí, si no claramente a Trump, a los grandes decisores nacionales e internacionales, a nuestro querido ministro Nadal, o incluso algún representante eclesial… ¡Negacionistas! Sin embargo, esta noche, leyendo sobre la presencia de Patricia Gualinga en la COP23, he recordado esa referencia que nos hizo a la sabiduría de su padre y a cómo lo más evidente, no es, por conocido, lo más aceptado y ni sobre todo interiorizado. Y me he varado en ese “asumirás”… Porque hay muchas formas de negar pero también nuestras obras niegan.

Vaya desde la campaña una sencilla pero significativa invitación a que nuestras obras no nieguen lo que pensamos…

Jaime Palacio, Enlázate por la Justicia, Secretario Técnico de REDES

Please follow and like us:
pobrezacero

Deja tu mensaje