• pobrezacero@coordinadoraongd.org

Category ArchiveIntermón Oxfam

Más allá del luto

Articulo publicado originariamente en El Punt Avui del dia 30 de Agosto

Era muy difícil hacer una manifestación unitaria, contra el terrorismo, en una sociedad compleja y tensionada por muchos factores. Tensionada por el proceso independentista y todas sus derivadas, como por ejemplo la tensión entre las diversas policías, tensionada por los intereses de la prensa y de los partidos políticos, y tensionada por la realidad social. Considerando todas las tensiones y las diferentes lecturas interesadas y sesgadas que se  han hecho, desde la sociedad civil hay que considerar un auténtico éxito la manifestación de sábado.

La manifestación ciertamente tuvo un punto de indisciplina en relación con los rituales colectivos anteriores. Lamentablemente nos hemos acostumbrado tanto a los atentados que reproducimos miméticamente la gestión policial, periodística y emocional que hacemos, como reproducimos las franquicias de grandes empresas al centro de todas las grandes ciudades. No hay que hacer nada para demostrar que estamos en contra del terrorismo. Es evidente que aquí existe un 99,9% de la población en contra. Las velas, las flores, los peluches, los carteles… son más útiles para dar salida a la necesidad interna de expresar lo que sentimos y hacer el luto particular, que necesarios para condenar los hechos. Por eso en la manifestación la ciudadanía ha querido ir más allá de expresar este luto y apuntar responsabilidades y pedir cambios de políticas y de actitudes.

No es esto lo que han transmitido los medios. Todos los análisis han focalizado la mirada en una sola tensión: la nacional. Y a pesar de que ésta no se puede negar, más que banderas de uno u otro color  había carteles, gente vestida de azul con mensajes y gestos que no provenían ni de los sectores constitucionalistas ni de los independentistas, sino del sector social. Procedentes de cerca de 200 entidades de las cuales, la gran mayoría eran gente de base comprometida desde hace años con la paz, la cooperación, la defensa de los Derechos Humanos y con el “No a la guerra”.  De mucha gente diversa que es consciente que es imprescindible ir más allá de la condena unánime al Estado Islámico y al fanatismo que promueven e inspiran. De mucha gente que hace análisis en clave global desde hace años y que sabe que el terrorismo no es un fenómeno ajeno a las políticas exteriores y comerciales de los países ricos. De nuestros países.

Era una manifestación de pésame, pero precisamente por respeto real y no ritual a las personas muertas en las Ramblas y a quienes han perdido la vida en todo el mundo, la ciudadanía ha ido más allá de lo que los políticos, y parece que muchos periodistas, querían. Mucha gente vivió una manifestación y al llegar a casa  descubrió otra. La lucha de banderas no tocaba. Entre otras cosas porque ha invisibilizado o ha permitido malinterpretar las demandas de la mayoría de ir más allá de la condena exigiendo políticas y actitudes diferentes.

Las demandas eran ampliamente compartidas y eran básicamente cuatro: dar un mensaje contundente contra la islamofobiadenunciar las relaciones políticas y comerciales con determinados países como por ejemplo Arabia Saudí, mostrarnos contrarios a todas las políticas de seguridad en un ámbito interno o internacional que aumenten la espiral de violencia, y reafirmar nuestro compromiso con las personas refugiadas.

La gente que vestía de azul queremos apoyar a todos los musulmanes y musulmanas que se sienten acusados de una cosa tan ajena a ellos como a nosotros, pero por la cual se sienten obligados a pedir perdón. Pedir perdón a pesar de que el 80% de los ataques terroristas pasen en países musulmanes y la mayoría de víctimas sean musulmanas. No queremos que el terrorismo acabe generando más víctimas por racismo, por xenofobia y por islamofobia. Los medios, los políticos y la sociedad entera tenemos mucho camino por recorrer en este sentido.

La gente que vestía de azul queríamos recordar también que países como Arabia Saudí han sido clave para que movimientos como ISIS existan. Aunque ahora los condene. Y continuamos vendiendo armamento en este país (650 millones los dos últimos años) contraviniendo la ley de armas española, la lógica y la ética. No son armas que se hayan utilizado en el atentado, pero sí que se están utilizando por ejemplo en la guerra del Yemen y que generan sufrimiento, desplazamiento y muerte también de personas inocentes como la de las Ramblas. Queremos coherencia en el estamento político.

La gente que vestía de azul queríamos recordar que la violencia se combate con no-violencia y no con más violencia. Los atentados se han quintuplicado en todo el mundo después de la guerra de Irak. Afortunadamente, el lenguaje institucional no ha sido de venganza ni de odio, pero hay que ser consecuentes y aquí tenemos también camino por recorrer.

La gente que vestía de azul queríamos, más que nunca, que vengan los refugiados, porque actos como el del maldito jueves 17 son precisamente los que les hacen huir de su país. No podemos manifestarnos por nuestras víctimas e ignorar el resto incumpliendo la legalidad internacional. Muchos catalanes y catalanas no entenderán ni perdonarán a este gobierno el incumplimiento de este compromiso. Teníamos que acoger 17.337 refugiados y, cuando sólo quedan 27 de los 730 días que teníamos, han llegado sólo un 10,1%.  Tendrían que llegar cada día 550 para cumplir el compromiso. Es un incumplimiento flagrante muy relacionado con la manifestación. Demasiado. Suficiente para entender que a muchos nos parezca que hay actitudes incoherentes y poco éticas. Con todo el trabajo hecho en el ámbito social en Cataluña y con el consenso social existente por el #VolemAcollir (#QueremosAcoger), este deseo no podía no tener su expresión después de los asesinatos de las Ramblas y a pocos días de plazo de in-cumplir el compromiso.

Y por todo esto –y no por otras cosas– hicimos desobediencia a un cierto modelo de manifestación sólo de luto y de pésame. Lástima que la mayoría de medios hayan querido obviar esta desobediencia porque no les conviene y se hayan limitado a hacer lecturas interesadas de la manifestación. Todas las políticas pueden ser políticas para la paz o para la guerra y la desigualdad. La gente que vestía de azul queremos políticas sociales, de igualdad, de paz y de acogida y refugio.

Please follow and like us:

¿Sabes que un mundo mejor está al alcance de tu mano?

Este vídeo nos parece muy interesante.

Conectando realidades a través de algo que usamos todos los días: el café.

“Hay pequeños gestos que ayudan a mejorar nuestro día a día. Pero hay otros que ayudan a mejorar el mundo.”

[youtube=http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=xd2ceqOzQQU]

 

Please follow and like us:

#DerechoaSoñar: El mundo que queremos

En estas fechas en las que tendemos a soñar con más ganas, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España ha animado a empezar con la “ilusión” de ser agentes de cambio en un año que “va a ser complicado” por la coyuntura económica y muestra su convicción de que “el cambio es necesario y es posible” porque “todas y todos contribuimos a construir una mejor sociedad”.

Durante la producción del “Derecho a Soñar”, la Coordinadora ha afirmado que “no todo se consigue con dinero”, y que “hay muchos sueños que están ahí y que se pueden cumplir”.

“El Derecho a Soñar” es un conjunto de vídeos de la sociedad civil que recoge una parte de esos sueños y propuestas de cambio y cuyo resultado muestra el optimismo, la ilusión, el compromiso y la exigencia del mundo que queremos y por el que apostamos.

La campaña Pobreza Cero nos invita a soñar con un mundo posible: el mundo que queremos. Esta iniciativa parte del proverbio africano “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”, y se enmarca en una iniciativa global que coincide con el lanzamiento del informe del Llamado Mundial de Acción contra la Pobreza (GCAP[1] por sus siglas en inglés) sobre “El Mundo que Queremos”.

“Los sueños son más necesarios”

En un momento en el que parece que la sociedad civil no tiene nada que decir, y en el que el individualismo parece haberse apoderado de todo, el “derecho a soñar” intenta demostrar que estamos interconectados como ciudadanía y que, a través de nuestras acciones cotidianas y nuestras reivindicaciones políticas podemos contribuir a cambiar el rumbo de las cosas.

Tal y como Francisco Segarra, psicólogo clínico y coordinador general de la Clínica del Sueño Estivil, ha afirmado “todos soñamos, pero la mayoría de las veces lo hacemos dormidos, sin embargo, en estas fechas soñamos despiertos”, ha señalado, a la vez que insiste en que “es el momento de soñar con lo que cada uno quiere y desearlo con todas las fuerzas”.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=nZ66HNkD9Jo&hd=1]


[1] The Global Call to Action Against Poverty began as a movement to bring civil society together, across specific areas of thematic, geographic, or constituency focus, to unite diverse actions against poverty and inequality.

Please follow and like us:

Actos en más de 20 ciudades españolas piden a Elena Salgado un apoyo decidido a la Tasa Robin Hood #rebélate

La sociedad civil exige a los líderes europeos y del G20 la puesta en marcha de una tasa que grave las transacciones financieras y financie políticas sociales

Los actos forman parte del Día de Acción Global por la tasa Robin Hood que se ha desarrollado en las principales ciudades del mundo y de la Semana de movilización contra la pobreza


Mas de 20 ciudades españolas han organizado actos de calle para pedir a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, un apoyo decidido y urgente a la Tasa Robin Hood, es decir, una Tasa a las Transacciones Financieras (TTF) cuya recaudación esté destinada a financiar políticas sociales aquí y el los países más pobres y a combatir las consecuencias del cambio climático.

“Se han dado pasos muy importantes. En los últimos meses hemos pasado de declaraciones negando la viabilidad técnica de implantar una Tasa a las Transacciones Financieras, a tener una propuesta legislativa concreta de la Comisión Europea y declaraciones como la del presidente de la Comisión Europea, durao Barroso, y otros líderes mundiales afirmando su necesidad como una forma de contribuir a la justicia social”, afirma Susana Ruíz, portavoz de la Alianza Tasa Robin Hood. “Sin embargo, aún nos queda el empujón final: que esa Tasa sirva para financiar el desarrollo y los efectos del cambio climático y que beneficie a los qué más sufren las consecuencias de la crisis económica”.

Los actos, que se desarrollan en más de 20 ciudades españolas (Madrid, Toledo, Cuenca, Getafe, Salamanca, Pamplona, Logroño, Bilbao, Elche, Alicante, A Coruña, Sevilla, Vilanova, Valencia, Ciudad Real, Córdoba, Jerez, Palma de Mallorca, Castellón, Huelva, Granada y Zaragoza) entre el 14 y el 16 de octubre, forman parte del tercer día de Acción Global por la Tasa Robin Hood que se llevan a cabo en las principales ciudades del mundo y coinciden con la reunión de ministros de economía del G20, que tiene lugar en París entre el 14 y 15 de este mes.

“Es la hora de pasar a la acción y de ser políticamente valientes. La ministra Salgado ha manifestado su apoyo una TTF europea, sin necesidad de esperar a un consenso global. Hay que desbloquear la posición de todos o ninguno y el liderazgo europeo será decisivo para arrastrar a otros países en el futuro. Pero el mensaje que debe llegar alto y claro a los líderes el G20 que se reunirán en Francia el próximo 3 y 4 de noviembre es que los fondos deben destinarse a los más vulnerables”, afirma Ruíz.

La Alianza Tasa Robin Hood, integrada en España por Ayuda en Acción, InspirAction, Intermón Oxfam, Plan Internacional, Plataforma Acción por la Salud Global y Save the Children, forma parte de un movimiento internacional compuesto por más de 200 organizaciones de 25 países que piden la aplicación de una tasa a las transacciones financieras internacionales del 0,05%, lo que permitiría recaudar fondos  para políticas sociales y lucha contra el cambio climático.

“Hay que pasar de la retórica a los hechos. La TTF no pude quedarse sólo en un mecanismo para regular desequilibrios fiscales, sino que tiene que ser la respuesta a los desequilibrios de hambre y pobreza en el mundo y una apuesta por volver a poner la economía real, la productiva, por delante de la especulación. Es una oportunidad histórica para dar soluciones reales y anteponer los intereses que de verdad cuentan”, concluye Ruiz.

Estas acciones forman parte de la Semana de movilización contra la pobreza que tiene lugar en nuestro país entre el 9 y el 17 de octubre y que bajo el lema: “Alianza Española Contra la Pobreza. ÚNETE A LA REBELIÓN” engloba a organizaciones sociales, sindicatos, movimientos y plataformas ciudadanas de más de un millar de entidades en todo el territorio español.

Para más información:

Para saber más sobre la Alianza Tasa Robin Hood ir a: http://www.facebook.com/tasarobinhood

Contacto para Medios de Comunicación:

Intermón Oxfam

Marisa Kohan   91 204 67 44  /  699 984 800   mkohan@intermonoxfam.org

Please follow and like us: