10 Oct 2017

Si la Economía levantara la cabeza…

En nombre de la Economía se justifican programas de ajuste y recortes, se vulneran derechos básicos como la educación, la sanidad, los empleos dignos o la protección social.  Ay, si la Economía levantara la cabeza…

Los fundadores de la Economía fueron filósofos morales que aplicaron su análisis de la naturaleza humana a los problemas sociales. Estos postulados clásicos sobre la naturaleza humana formaron la base de lo que se llamó la Economía Política que, hace algo más de un siglo, se transformó en Teoría Económica, una ciencia social.

Paulatina y crecientemente, la Teoría Económica se especializó en el estudio de dichos problemas a través de modelos matemáticos, en un absurdo intento de “ascender” en la escala científica y convertirla en una ciencia exacta. Así la Economía se fue alejando cada vez más de esa idea originaria de garantizar la satisfacción adecuada de las necesidades humanas en base a los recursos disponibles.

La última fase del capitalismo, el capitalismo financiero y especulativo, ha  supuesto que lo que llamamos Economía esté todavía más alejado de lo que es la economía real. Se ha creado una economía ficticia, representada en activos financieros sin un reflejo físico detrás que, desgraciadamente, arrastra tras de sí efectos innegables sobre la realidad, las empresas creadoras de riqueza efectiva y de empleo, y efectos perversos sobre la ciudadanía. Las decisiones llamadas económicas son ahora mayoritariamente tomadas en despachos sin alma, (incluso directamente por ordenadores que siguen criterios meramente matemáticos), sin respeto alguno a valores morales.

Todo esto ha hecho que las desigualdades, lejos de disminuir, aumenten y ha supuesto que aquellos que han conseguido posicionarse en el lado ganador, gracias a su riqueza, hayan logrado también un mayor poder político. Así vemos como los grandes capitales con sus think tanks, lobbies, medios de comunicación… poco a poco van logrando que sus intereses se filtren en las agendas políticas, influyendo en los espacios donde se toman las decisiones, haciendo que estas se adapten a sus deseos y necesidades para seguir inamovibles en su situación privilegiada; logrando así que su forma de ver el mundo pase a ser también la nuestra y que aceptemos la vulneración de derechos básicos a nivel global como un “No hay alternativa”.

Si queremos revertir esta situación y luchar contra la desigualdad y lograr un desarrollo sostenible, como se pretende en los compromisos adquiridos por la mayoría de los países en el marco de la Agenda 2030, quizás sea necesario pararse a pensar y darnos cuenta de que la Economía no es un monstruo que va por libre, sino que fue creada y diseñada por y para seres humanos; como se dice en el video: “la economía es la forma en la que organizamos los recursos y el objetivo debería ser el bienestar de las personas y del  planeta. La economía puede funcionar de otras maneras, porque la economía también es política, y la política si no la haces, te la hacen”.

Así pues, hagamos economía, porque sólo así lograremos desbancar a los mercados y lograr que la sostenibilidad de la vida esté en el centro de la misma: #HazEconomía.

 

Por Freest Saralegui Harries y Eba Armendáriz Echániz, de Economistas sin Fronteras

Parte de este artículo fue extraído del artículo “El papel de los/as economistas en la sociedad“ escrito por Juan Gimeno Ullastres para el núm 12 de la revista “Economistas.”

 

Please follow and like us:

9 Oct 2017

La obscenidad de las puertas giratorias

Grandes accionistas, directivos empresariales y políticos giratorios. Si se trata de analizar quiénes son los máximos beneficiarios del actual modelo económico, caracterizado por el papel central que juegan las corporaciones transnacionales en el capitalismo global, no hay duda de que estas tres minorías son las que, con mucha diferencia, más han salido ganando.

Hablamos, sin ir más lejos, de accionistas como Amancio Ortega, que solo en este año se habrá embolsado 1.256 millones de euros en dividendos por sus acciones en la multinacional propietaria de marcas como Zara y Bershka. O de gigantes inversores como BlackRock, que acumula participaciones en cinco de las siete entidades financieras del Ibex-35, así como en otras catorce grandes empresas españolas que cotizan en ese índice bursátil. También de directivos como Rafael del Pino y Pablo Isla, presidentes de Ferrovial e Inditex, que fueron los ejecutivos mejor pagados en España en 2016 con unos salarios respectivos de 15,2 y 10,3 millones. Y, por supuesto, de todos esos políticos y empresarios especializados en dar vueltas a las puertas giratorias, con un listado interminable de miembros del gobierno español y de la Comisión Europea que vienen de estar a sueldo de las grandes corporaciones o que, cuando abandonan el coche oficial, pasan a trabajar para esas mismas compañías.

“El capitalismo de los últimos treinta años, y muy en particular el español, ha estado dominado por el lumpenempresariado”, afirma el filósofo César Rendueles: “Personas y empresas que han amasado gigantescas fortunas estafando, saqueando los recursos públicos, utilizando toda clase de ayudas y privilegios de la clase política”. Son esos supermillonarios que concentran en sus cuentas en paraísos fiscales los beneficios empresariales mientras demandan austeridad a sus conciudadanos y exigen el pago de las deudas ilegítimas a las administraciones públicas. Son esos inversores que antes engordaron sus fortunas con sus acciones en constructoras y petroleras y hoy hacen negocio con los alquileres y la turistización de las grandes ciudades. Son esos ejecutivos que, a la vez que los trabajadores con rentas más bajas no han dejado de ver cómo se depreciaban sus salarios, han incrementado sus retribuciones un 63% en los últimos años. Son esos políticos que tienen un asiento asegurado en los consejos de administración de las compañías del Ibex-35 cuando decidan retirarse de la vida pública y quieran pasar a recoger los frutos del trabajo que previamente han hecho desde los gobiernos.

“Basta de complejos. No creo que por ser rico nadie deba sentirse culpable ni ocultarse. Dejémonos de prejuicios”, decía hace unos años el director de la edición española de la revista Forbes. Pero el caso es que, como se puede demostrar al analizar el caso de los mayores millonarios españoles, la explotación laboral, la corrupción y la evasión fiscal, lejos de ser un cliché, son las prácticas que constituyen el modus operandi habitual del capitalismo español desde sus inicios.

Pedro Ramiro (@pramiro_) y Erika González, del Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL)Paz con Dignidad.

Please follow and like us:

5 Dic 2014

#ITF para Salud, Educación y lucha contra el Cambio Climático

Y sin embargo

PROYECCION SKS

Please follow and like us:

3 Abr 2014

Carta abierta a Manuel Lagares sobre la #reformafiscal

La Alianza Española Contra la Pobreza ha enviado una carta abierta al Presidente de la Comisión de Expertos para la Reforma Tributaria ante el informe de esta comisión sobre la reforma fiscal.

Resulta significativo que no se mencione en ningún momento el delito fiscal llevado a cabo, generalmente, por personas o entidades de grandes recursos y a las que parece proteger el informe elaborado por ustedes. Resulta escandaloso que después de que la Unión Europea llamase la atención sobre la gravedad del fraude fiscal en España, tampoco se mencione en sus propuestas la necesidad de neutralizar el daño de los paraísos fiscales a los que solo se menciona una vez, de pasada.

Las reformas que propone la Comisión de Expertos “parece haber olvidado el Arto. 31.1 de la Constitución Española en el que dice  ‘Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica…’

La Equidad no ha sido uno de los objetivos de esta reforma, “cuando se preconiza la subida del IVA, especialmente del reducido, que va en detrimento de las personas menos favorecidas, cuando al mismo tiempo se desaconseja la implantación de un impuesto a las transacciones financieras, parecido a un IVA a las operaciones financieras o cuando se recomienda una bajada de la presión fiscal a las empresas o la eliminación del impuesto sobre patrimonio.”

Finalmente, consideran que “El sistema fiscal tiene un gran impacto en la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Es, por tanto, imprescindible conseguir un aumento de la recaudación, reducir el déficit y asegurar que existan mecanismos suficientes que garanticen una redistribución con justicia y equidad.” Y esperanque la actuación del gobierno  resulte más responsable que la del ‘Comité de expertos”, cuyo posicionamiento es más “cercano a los actores más poderosos de nuestra economía, olvidando a las personas más vulnerables.”

Lee la Carta abierta al Presidente de la comisión de expertos-abril 2014

POR UNA REFORMA FISCAL JUSTA – propuestas de la Alianza Española contra la Pobreza (PDF)

Please follow and like us:

16 Jul 2013

‘Robbing Poor’ ataca de nuevo #QueVivaRobbingPoor

Noticia publicada por: Blog El País 3500 millones

 

Hoy vamos a hablar del nuevo ídolo de los gobiernos europeos: Robbing Poor. Su objetivo: “quitárselo a los pobres para dárselo a los ricos”. Unos pocos no pagan impuestos y los demás ven cómo se esfuman sus derechos sociales básicos.

España es uno de los países europeos con los tipos impositivos máximos más elevados -52% en IRPF, 21% en IVA y 30% en sociedades-, pero también uno de los que menos recauda de toda Europa: casi 7,5 puntos menos del PIB que la media de la Europa de los 27.

¿Por qué? Porque en España existe y se tolera un enorme fraude fiscal. Concretamente, una cifra en torno a los 90.000 millones de euros, que corresponden en su mayoría a las grandes empresas y fortunas personales (entre las dos, unos 60.000 millones de euros, o algo más que todos los recortes del gasto público realizados 2012 y 2013)

La sombra de Robbing Poor acecha. Las cargas impositivas injustas a las rentas medias y bajas conviven con los recortes y con una ineficiente redistribución de la riqueza:  “quitárselo a los pobres para dárselo a los ricos”.

En vez de adaptar las autoridades tributarias a las nuevas necesidades y a las sofisticadas formas de defraudar, el Gobierno mantiene en Hacienda la misma plantilla de hace 20 años. Las agencias tributarias de Francia, Alemania, los Países Bajos y el Reino Unido tienen un personal por habitante que dobla al de España. Hacienda se limita a perseguir el delito fiscal pequeño y no va al núcleo duro de la defraudación: “que paguen los pobres y no los ricos”

Robbing Poor ayuda a las grandes fortunas y empresas a defraudar a Hacienda. Se tolera la evasión fiscal y se reduce la carga impositiva a través de los resquicios legales de una legislación permisiva. Prácticamente el 100% de las empresas del Ibex 35 tienen fondos en paraísos fiscales y no se arbitran medidas para evitar el daño que producen.

Robbing Poor tiene amistades en lugares importantes: la nueva redacción del art. 305 del Código Penal de 2012 establece que quien ha cometido un delito fiscal por encima de los 600.000 euros (desde una organización criminal o desde paraísos fiscales, por ejemplo) puede regularizar su deuda. Así reducirá su pena y tendrá una multa que puede no superar el 25% de lo defraudado. Si no es reincidente ni siquiera irá a la cárcel. Ahora bien, si el fraude es menor de 120.000 euros, no es delito y lo mínimo que va a pagar es una multa del 40%.

La evasión y la elusión fiscal provocan hambre, pobreza, desigualdad y exclusión.

A Robbing Poor no le perturban las políticas de desahucios, los recortes en sanidad, educación, becas, dependencia, ayudas sociales y ayuda al desarrollo. Tampoco la vulneración de los derechos económicos, sociales, culturales y laborales, garantes de la redistribución de la riqueza y del Estado de bienestar.

“Que paguen los pobres y no los ricos” ¡hay que evitar la justicia fiscal!

Please follow and like us: