29 Jul 2013

Juntxs por la Igualdad: ¡Que no se quede nadie atrás! #17O

Movilización por la Justicia Global – Llamado a la Acción contra la Pobreza (15 septiembre-20 octubre 2013)
Únete a nosotrxs, durante un mes durante el cual la ciudadanía de todos los rincones del mundo se unirá para exigir el cambio.
Cambio real, cambio transformador que el mundo urgentemente necesita.
INTRODUCCIÓN
Los recursos y el conocimiento existente, deben de estar en función de la sustentabilidad del planeta y la humanidad, para erradicar las desigualdades y laexclusión.
Sin embargo, todos los días en todas partes del mundo mujeres, hombres, niños y niñas no logren realizar sus derechos fundamentales como la educación, la salud, el agua, el saneamiento y la soberanía alimentaria.
Hay soluciones concretas para erradicar la pobreza, sin embargo, existe un sector privado poco regulado crea sus propias reglas y políticas, centrándose en sus intereses corporativos en vez de las personas y el medio ambiente. Acaparamientos de tierra y mega
proyectos mineros que violan el derecho de los pueblos a la tierra y el agua siguen con poca transparencia o rendición de cuentas.
Hay soluciones concretas pero, sin embargo el cambio climático está afectando a millones de personas en todo el mundo, sobre todo mujeres que están perdiendo sus medios de vida y pequeños agricultores que están luchando para adaptarse a las elevadas temperaturas, las sequías, las inundaciones y otros desastres «naturales».
Frente a estés múltiples crisis, los gobiernos se reúnen a puertas cerradas y toman decisiones que afectan a nuestras vidas, sin tomarnos en cuenta.
A pesar de esto, las mujeres, los hombres y los niños y las niñas, jóvenes y pueblos originarios de todo el mundo se levantan en defensa de sus derechos fundamentales, del futuro de sus hijos e hijas y el bienestar de sus comunidades.
Desde Brasil, a las plazas de Tahrir y Taksim para nombrar sólo algunos ejemplos, la ciudadanía está de pie, exigiendo el cambio.
La ciudadanía es agente de cambio. Cualquier esfuerzo para erradicar la pobreza y la desigualdad debe empezar por poner a las personas en el centro del proceso. Durante un mes ciudadanas y ciudadanos se reunirán con propuestas, ideas, soluciones, energía para decir «Que nadie se quede Atrás.»
Creemos que con verdadera voluntad política, podemos cumplir y superar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y crear una aún más ambiciosa agenda post-2015 para acabar con la pobreza. Creemos que los ODM y ODS deberían ser el mínimo y no el máximo y afirmamos que los saberes y prácticas ancestrales de las poblaciones en el cuido del planeta y el paradigma de vida deben ser el enfoque en la sustentabilidad.
Lo que el mundo necesita ahora – tanto para la tierra como para sus habitantes – es respeto por las personas y el planeta. Si reconocemos los límites planetarios, si honramos a aquellos que vinieron antes y los que vendrán, si nos aseguramos de que categoría como raza, casta, sexo, orientación sexual, clase no pueden ser utilizado para excluir y marginalizar, si promovemos la igualdad de género y defendemos un gobierno transparente y responsable, si defendemos nuestros derechos. . . . podemos lograr el cambio real, el cambio transformador que el mundo necesite tan urgentemente.
Únete a nosotros, durante el mes global de movilización contra la desigualdad.
MES DE MOVILIZACIÓN
La Movilización por la Justicia Global está organizada por un amplio grupo de organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo. .
Durante el Mes de Movilización se reunirán personas que creen que la desigualdad es el principal obstáculo a la prosperidad sostenible para todo el mundo.
El mes de la movilización comienza el 15 de septiembre – Día Internacional de la Democracia y termina el 20 de octubre. En España, se organiza la semana de acción en torno al 17 de octubre.
Momentos clave incluyen 25 de septiembre el Cumbre de la ONU sobre los ODM y Post-2015 y el 17 de octubre Día Internacional de lucha contra la Pobreza y sus causas. Las acciones pueden centrarse en un tema en particular (porejemplo, la Justicia Fiscal, Desigualdad de ingresos o de acceso al

agua y saneamiento) o una serie de temas con un enfoque en acabar con la desigualdad y que nadie se quede atrás. También está prevista una
acción global que une personas y continentes.
ACCIONES

Las acciones pueden ser llevadas a cabo por grupos, colectivos, organizaciones, movimientos e incluso por individuos.
Se está planificando una acción global y en España una serie de acciones en torno al 17 de octubre.
Más información estará disponible en breve.
LOS PROBLEMAS
La desigualdad de ingresos
La desigualdad en ingreso está cada vez más en aumento, junto con el desempleo que se encuentra ya en niveles sorprendentes. Mientras tres mil millones de personas viven con menos de 2,50 de dólar al día, 0,5% de la población mundial posee más del 35% de la riqueza y los 10 personas más ricas del mundo aumentaron en $240 millones su riqueza en 2012.
Para erradicar la pobreza, es esencial abordar las causas de la creciente desigualdad de ingresos. Personas en todo el mundo trabajan en condiciones inhumanas e inseguras, y al mismo tiempo ganan salarios por debajo del nivel mínimo de vida. Exigimos un compromiso internacional y nacional para la implementación del Programa de Trabajo Decente – la creación de empleo, la garantía de los derechos en el trabajo, que se extiende a planes sociales de protección y la promoción del diálogo social.
La protección social es un derecho humano internacionalmente reconocido que los gobiernos nacionales tienen una obligación de cumplir. Se ha demostrado que los sistemas nacionales de protección social son económicamente viables y eficaces en la lucha contra la desigualdad.
Regulación del Sector Privado, Comercio y Justicia Fiscal
Los numerosos hilos ‘venenosos’ – prácticas corporativas destructivas como el acaparamiento de tierras, mega-minería y la privatización de los servicios sociales como la educación, la salud, el saneamiento y el agua – contribuyen a la desigualdad. Exigimos mayor regulación del sector privado, incluyendo normativas que protegen a las comunidades junto con mecanismos de reparación por daños causados.
Hace falta una reforma de las relaciones comerciales para promover la igualdad entre los socios comerciales, y mantener el trato especial y diferenciado para países en vías de desarrollo. Las grandes multinacionales evaden al año unos 160.000 millones de dólares americanos en impuestos que dejan de pagar en los países donde operan, dinero que se podría invertir en la erradicación de la pobreza. Sólo en España, se calcula que el fraude fiscal asciende a los 60.000 millones de euros, correspondientes a grandes empresas y fortunas personales. Los gobiernos deben implementar sistemas progresivos de impuestos (en la práctica y no sólo en el papel) y promover una mayor transparencia financiera para acabar con la impunidad de quienes evaden impuestos.
Reforma de la Arquitectura Financiera Internacional
Los países económicamente poderosos dominan foros y plataformas internacionales y mantienen sistemas y estructuras que aseguran que una gran porción de la riqueza fluya hacia ellos. Hace falta una reforma democrática y en pro de los países en vías de desarrollo incluyendo: una mejor regulación de los bancos, los flujos financieros y las actividades financieras, como el comercio de derivados, una mayor participación los países en desarrollo en las instituciones de Bretton Woods y el establecimiento de un mecanismo para la renegociación de la deuda soberana.
Cambio Climático y Desarrollo Sostenible
El calentamiento global aumenta las desigualdades: ahora afecta a las vidas de millones de personas en todo el mundo en particular a los pequeños productores que luchan por adaptarse a las crecientes temperaturas, la sequía y las inundaciones impredecibles.
Basado en las últimas investigaciones científicas, vamos hacia un mundo donde las temperaturas tendrán un promedio de 4-6 grados superiores a lo actual. Hay que transformar los patrones de consumo y producción para asegurar equidad y acceso sostenible a los recursos que permitirán a todo el mundo a vivir dentro de los límites del planeta. Necesitamos mecanismos para el desarrollo sostenible equitativo, participativo, responsable y transparente.
La violencia y la discriminación contra las mujeres
Las mujeres constituyen la mayoría de las personas que viven en la pobreza, y la violencia contra las mujeres crea y perpetúa la desigualdad. Además, la gran mayoría de los avances en la igualdad de género han beneficiado a las mujeres en las altas esferas de la sociedad. Debemos dirigir nuestra atención a aquellas mujeres que anteriores programas de igualdad de género no ha llegado y establecer políticas que garanticen la igualdad de acceso y oportunidades para todas las mujeres en el empleo, tenencia de la tierra, la educación, la salud, la gobernanza y sexual y servicios de salud reproductiva.
La Paz y Seguridad Humana
En lugar de invertir en las personas, los gobiernos invierten miles de millones en la defensa y la guerra. Las personas que viven en la extrema pobreza es casi siempre quien sufre la mayoría de los conflictos armados.
Para eliminar la desigualdad, el gasto militar debería ser re- canalizado al gasto social y quienes viven en la pobreza deberían tener una voz en las decisiones relacionadas con la guerra y la defensa.
Los derechos humanos son para todxs
Cada vez más gobiernos están tomando decisiones sin la participación de la ciudadanía. La falta de participación, la desigualdad y la pobreza es un círculo vicioso.
Exigimos la participación popular en la toma de decisiones, el acceso a la información, acceso a la justicia para violaciones de derechos humanos
económicos, sociales y culturales así como los civiles y políticos.

Información adicional

Para más detalles sobre los problemas, consulte
Otros datos de referencia en este documento se pueden encontrar en
•»El costo de la desigualdad: cómo la riqueza y los ingresos extremos nos duele a todos» (Oxfam, 18 de enero de 2013)
•Trace la campaña de la Tasa(ChristianAid)
Please follow and like us:

26 Mar 2013

¿Sabes que un mundo mejor está al alcance de tu mano?

Este vídeo nos parece muy interesante.

Conectando realidades a través de algo que usamos todos los días: el café.

«Hay pequeños gestos que ayudan a mejorar nuestro día a día. Pero hay otros que ayudan a mejorar el mundo.»

[youtube=http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=xd2ceqOzQQU]

 

Please follow and like us:

5 Jun 2012

Río+20: revaloricemos el desarrollo sostenible #Rioplus20

Entrada por Arantxa García Gangutia, de Fundación IPADE

Bajo el lema “Río + 20: El futuro que queremos”, Naciones Unidas revisará en Río de Janeiro (20-22 jun) los compromisos alcanzados en la cumbre de la Tierra (1992), foro multilateral sobre desarrollo sostenible.

Aunque las expectativas generadas en torno a Río+20 deberían ser muy elevadas, a menos de 15 días del inicio de esta importante cita, el éxito de esta cumbre parece estar ya en entredicho. En un planeta seriamente degradado, donde una minoría rica es responsable de una huella ecológica insostenible, las negociaciones previas no parecen aportar soluciones reales a los millones de personas que viven en condiciones de pobreza debido a la degradación ambiental de nuestro planeta.

En Río 92 se asumió a nivel internacional el paradigma de desarrollo sostenible entendido como “la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones», un concepto que integraba no sólo factores económicos, sino también ambientales y económicos. Sobre el papel, esta idea suponía un avance sustancial para promover el bienestar humano y ambiental.

Para progresar hacia este horizonte, se pusieron en marcha el Programa Agenda 21 y se lanzaron las Convenciones de Río en torno a problemas socioambientales globales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desertificación. Sin embargo, los estrepitosos fracasos de las tres últimas cumbres de cambio climático (Copenhague, Cancún y Durban) y los escasos avances para frenar la pérdida de biodiversidad y la desertificación, con las implicaciones que ello tiene para nuestra calidad de vida y especialmente para la  supervivencia de millones de personas en países del Sur, no permiten ser muy optimistas sobre los resultados alcanzados en estos 20 años.

Además algunas multinacionales y gobiernos, amparándose en el desarrollo sostenible, han promovido prácticas insostenibles (deforestación para la expansión de monocultivos para agrocombustibles, ganadería intensiva, destrucción de costas por el urbanismo, etc) que nos han llevado a la actual crisis socio-ambiental y que han contribuido a pervertir este concepto.

En Río+20, es necesario revalorizar el desarrollo sostenible, desplazado de las agendas políticas con la excusa de la crisis económica. Debe ser una base legítima para transformar el modelo actual y plantear soluciones reales en relación con la erradicación de la pobreza.

Río+20 debería abordar la necesidad de un cambio radical del modelo de desarrollo vigente, que equilibre realmente medio ambiente, sociedad y economía. La transición real hacia un modelo sostenible debe llevar implícita la asunción de los límites ecológicos del planeta y de las injusticias sociales. RÍO+20 debería abordar temas como la justicia socio-ambiental y reconocer la deuda ecológica que tenemos contraída con las poblaciones de los países del Sur.

Sin embargo, las soluciones que baraja el documento de negociación parecen estar lejos de ser una transformación real hacia un modelo sostenible y justo. Los debates se centran en la llamada economía verde, con grandes intereses del sector privado para perpetuar el actual modelo de crecimiento y pintarlo de verde, aunque sin cambios reales en la base.

La transición hacia una economía verde no puede sustituir al desarrollo sostenible, ya que primaríamos el valor económico de nuestros ecosistemas por encima de los valores sociales, obviando así las necesidades básicas de gran parte de la población mundial, y especialmente la que vive en países del Sur.

Si finalmente en Río+20 se imponen los intereses del sector privado y de algunos gobiernos, estaríamos ante un parche más, un nuevo capitalismo verde que no podrá ser una solución para erradicar la pobreza. Es necesario que se tengan en cuenta las demandas de la mayoría de organizaciones de la sociedad civil: una economía verde justa que incorpore la trazabilidad de los productos y estimule los circuitos comerciales locales, la agroecología para alcanzar la soberanía alimentaria, y un consumo responsable que fomente la eficiencia y la soberanía energética.

 

 

Please follow and like us:

1 Feb 2012

El «acaparamiento de tierras» un caso de #injusticia mundial – por CONFER (Justicia y Solidaridad)

Comprar tierras de un país extranjero es algo relativamente “normal” en nuestros días. Es lo que hacen las grandes multinacionales para llevar a cabo sus proyectos de extracción de materias primas, de producción de energía, etc. Muchas veces estos proyectos llevan consigo graves problemas por su impacto ambiental o social, o por los conflictos armados que general. Es el caso e Bolivia, de Chile en lo ambiental, o el sangrante conflicto por la extracción del coltán en Ruanda y la República democrática del Congo.

Pero el “acaparamiento de tierras” tiene, en estos momentos, una incidencia todavía más trágica en lo que afecta a la crisis alimentaria mundial y a las hambrunas que se vienen desarrollando en Etiopía, Somalia, del tal Niger, o los conflictos sociales por la expulsión de campesinos en Brasil, Paraguay, etc.

1. El qué consiste en “acaparamiento de tierras
“Imagine que España cediera la gestión de un territorio del tamaño de Extremadura a una empresa extranjera. O que hubiera españoles que pasaran hambre mientras compañías foráneas produjeran comida en España que luego exportarían a sus países de origen. Parece difícil de creer, pero esa es la situación que se está dando en algunos países del África subsahariana” (José Miguel Calatayud, en El País, 7-10-2011).

Según el IIED (Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo), desde el año 2008, año en que se desata la crisis por el alza de precios de los alimentos, este “acaparamiento de tierras”  se viene produciendo en el mundo a gran escala. ¿Por qué? Las cosas son tan sencillas como las que decía Gwynne Dyer, periodista independiente en el New Zeland Herald en mayo de 2009:

“¿No estaría bien que no tuvieras que competir por las escasas reservas de cereal, a precios inflados, en el mercado de grano internacional, cuando los precios se disparan? ¿No sería genial que en vez de eso pudieras confiar en tu propio suministro de alimentos, aunque no esté emplazado en tu propio país? Esto es por lo que la mayoría de los países que dependen fuertemente de las importaciones de alimentos están enzarzados en la actual carrera por conseguir tierras en África”.

Dicho de otro modo:
“El acaparamiento de tierras consiste en la sustracción de tierras rurales por parte de inversores internacionales para darles un uso comercial al mismo tiempo que niegan el acceso a esas tierras a la gente que tradicionalmente las usaba para ganarse la vida. Se llama acaparamiento precisamente porque no se consulta a la gente que normalmente usaba esa tierra y sus intereses no se tienen en cuenta”  (Michael Ochieng Odhiambo, director ejecutivo del Instituto para la Resolución de Conflictos por Recursos, con sede en Kenia y autor del informe Presiones comerciales sobre la tierra en África para la Coalición Internacional de las Tierras).

2. Algunos datos:
Según el informe “Tierra y poder”, de Oxfam (septiembre 2011), desde el año 2001 se han vendido, arrendado o concedido en todo el mundo 227 millones de Ha. de explotación a inversores internacionales en el mundo. De ellas, 63 millones sólo en África (Global Land Project). Según el mismo informe:

  • Uganda: El gobierno ha cedido 20.000 Ha. en el distrito de Kiboga y Mubende a la empresa New Forests Company (NFC) para producir eucaliptos y pinos para madera y para generar bonos de carbono para vender a empresas contaminantes.
  • Etiopía: El gobierno ha cedido 11.900 km2 a empresas privadas y ha puesto en el mercado otras 30.000, desalojando a unas 250.000 personas hasta 2011, cuando hay 13 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria para comer. En la región de Gambella, más de 2.500 km2 de tierra fértil se han alquilado a 36 países. La multinacional India Karuturi (Bangladesh), una de las empresas de agroindustria más potentes del mundo, ha alquilado 311.000 Ha. para producir arroz para la India. El millonario saudí Al Amoudi, a través de la Compañía Star ha invertido más de 2.000 millones de dólares en compra de tierras en Etiopía.
  • Sierra Leona: Según el Instituto Oakland de California, se han arrendado 500.000 Ha. o están en vías de negociación. Sin embargo, el PAM (Programa Alimentario Mundial) estima que la mitad de la población padece inseguridad alimentaria.
  • Mozambique: Mientras que el 35 % de las familias padecen inseguridad alimentaria crónica, entre 2007-2009 se aprobó la cesión de 433.000 Ha…
  • RDC (República Democrática del Congo): 10 millones de Ha. alquiladas a empresas agroindustriales por 90 años.
  • Madagascar: La multinacional Daewoo Logistics adquirió una plantación de 1.300.000 Ha. para maíz de exportación: 10.000 toneladas de maíz para la mitad de la demanda de Corea del Sur (5 millones de toneladas actuales, equivalentes al 5 % del comercio mundial).
  • Paraguay: el 70 % de la superficie cultivable pertenece a latifundistas de empresas brasileñas para la producción de soja transgénica de cara a la exportación.
  • Y según la Declaración “¡Detengamos el acaparamiento de tierras!” de la Conferencia Internacional de Campesinos para deterger el acaparamiento de tierras, 17-20 noviembre 2011, en  Mali,  “El gobierno se ha comprometido a entregar 800.000 Ha. a inversores extranjeros.  Se trata de tierras que han pertenecido a las comunidades durante generaciones, incluso siglos, mientras que el Estado de Malí existe sólo desde los años 1960″.

3. ¿Quiénes son los principales compradores?
Fundamentalmente son países, en concreto, como India, Arabia saudí, Kuwait, Qatar, Bahrein, y sobre todo China en Cuba y México. Los otros países compran tierras en Rusia, Ucrania, Brasil, Pakistán, Filipinas, Indonesia, Sudán, Mozambique… Empresas de Suecia, Alemania o Reino Unido realizan acuerdos también con Angola, Kenia, Zambia, RDC, Senegal, Mali, Suazilandia o Botswana…

4. Para qué se realiza este “acaparamiento de tierras”

1) Para garantizar el autoabastecimiento de alimentos de los países cuya alimentación depende de la importación ante la progresiva escasez de tierras cultivables y la “volatilidad” de los precios de los alimentos.
El “acaparamiento de tierras” se realiza libre de impuestos por parte del gobierno del país que vende sus tierras.
Se compran las mejores tierras (acceso al agua, fertilidad, infraestructuras y proximidad de los mercados). Con frecuencia se aduce que muchas de estas tierras, vistas vía satélite, son “tierras ociosas” con densidad de población inferior a 25 personas/km2.
Pero, ¿qué son tierras “ociosas”? ¿No se usan para rotación de los cultivos, pastoreo, caza, etc.? ¿No tienen otros usos “secundarios” como el forraje, nueces, frutos, raíces, hierbas medicinales y aromáticas, tintes, cuerdas, maderas, materiales para techos…? ¿No son también espacios para acontecimientos sociales, culturales, ceremoniales, espirituales, que dan identidad y bienestar a la comunidad?
2) Para especulación. Ante la crisis financiera inmobiliaria, el objetivo se centra en la compra de tierras para producir alimentos que se almacenan a la espera del alza permanente de los precios provocada, entre otras cosas, por la misma especulación.
Se trata de una auténtica “bancarización” de la tierra. Según el BM, de 56 millones de Ha. relacionadas con acuerdos a gran escala en 2011, en un 80 % de estas tierras no se había llevado a cabo ningún proyecto.
3) Para producir biocombustibles y bioplásticos, con objeto de frenar el cambio climático por la utilización y, al mismo tiempo, agotamiento progresivo de los combustibles fósiles (el petróleo sobre todo), como el “etanol”.
Un 70% de los coches vendidos en Brasil actualmente disponen de un motor preparado para funcionar indistintamente con gasolina o etanol.
Estados Unidos, en 2010, preveía utilizar el 25% de los cultivos de maíz para producir 26.500 millones de litros de etanol. Actualmente cuenta con 97 plantas productoras con capacidad para 17 millones de litros de etanol y existen otras 35 en construcción que producirán 8.300 millones de litros adicionales.
4) Para otros usos distintos de la alimentación. Ya hemos hablado de los biocombustibles. Añadamos a ello las “plantaciones forestales, la minería, los proyectos de infraestructuras, los embalses, el turismo, los parques naturales, la industria, la expansión urbana y los fines militares…” (Cf. Via Campesina), la producción de madera, textiles, papel…

4. ¿Puede haber algo positivo en la compra de tierras?
Evidentemente. La compra de tierras puede ser una oportunidad para la creación de puestos de trabajo en agricultura y sectores relacionados con ella, para el desarrollo de infraestructuras rurales, para la construcción de escuelas y centros de salud, para conocer nuevas tecnologías agrícolas, para la estabilidad de los precios de los alimentos, para un aumento de la producción ante la demanda cada vez mayor de alimentos…

5. Pero, ¿cuál es la realidad?
El problema fundamental es la falta de transparencia de los acuerdos entre los gobiernos que compran y venden, que impiden conocer las condiciones con las que estos acuerdos se realizan.

Por otra parte, éstos se realizan desde una desigualdad de fuerzas entre quienes compran y quienes venden, lo que facilita la imposición de acuerdos en los que el país vendedor sale perdiendo, además de los intereses inconfesados de los gobiernos vendedores, generalmente corruptos.

El “acaparamiento de tierras” lleva consigo el desplazamiento de los minifundistas campesinos que viven, a veces desde siglos, en esas tierras, y no pueden acreditar documentos de propiedad por lo que son los gobiernos quienes realizan los acuerdos al margen de sus derechos ancestrales sobre la tierra.

Los mismos gobiernos se sienten impotentes a la hora de hacer cumplir los acuerdos. Son miles de casos en que los campesinos son desalojados a la fuerza de sus tierras.

Y, finalmente, los acuerdos traen consigo problemas de insostenibilidad ecológica: amenazas contra la biodiversidad, las reservas de carbono y los recursos de tierra y agua. La utilización de fertilizantes y la irrigación pueden acarrear problemas de sostenibilidad a largo plazo: salinidad, saturación del agua, erosión del suelo, etc.

6. Algunas consecuencias del “acaparamiento de tierras”
“Mientras todo esto ocurre, la proporción de tierra disponible para la agricultura en el mundo ha alcanzado su pico máximo. De hecho, actualmente se está reduciendo, a medida que se pierde superficie agrícola por la urbanización y la degradación del suelo” (Informe Oxfam “Tierra y Poder”).

Los grupos más marginados, susceptibles de sufrir “acaparamiento de tierras” se convierten en “trabajadores agrícolas sin tierra”, perdiendo su seguridad alimentaria y la oportunidad para su desarrollo.

A ello habría que añadir su incidencia sobre todo para la mujer, tal como denuncia Vía Campesina: “A pesar de que las mujeres producen la gran mayoría de los alimentos en el mundo y de que son responsables del bienestar familiar y comunitario, las estructuras patriarcales existentes siguen provocando que ellas se vean despojadas de las tierras que cultivan y de su derecho a los recursos. Teniendo en cuenta que la mayoría de campesinas no tienen derechos a la tierra seguros y legalmente reconocidos, están particularmente expuestas a sufrir desalojos”.

“Para las mujeres en todo el mundo, la falta de acceso y control sobre la tierra es un factor determinante (y también un resultado) de la desigualdad de género.

En Guatemala, por ejemplo, el 8 por ciento de los agricultores posee el 78 por ciento de la tierra en producción; de los pequeños propietarios que controlan la tierra restante, sólo un 8 por ciento son mujeres.

En las áreas rurales, la falta de acceso a la tierra obliga a muchas mujeres a vender su fuerza de trabajo en explotaciones que producen cultivos comerciales, donde
les pagan menos que a los hombres.

Las trabajadoras agrícolas, además, pueden sufrir violencia y acoso sexual, discriminación y devaluación de su trabajo. Las mujeres que viven en zonas rurales a menudo terminan soportando la doble carga de abastecer y cuidar del hogar cuando los hombres emigran en busca de empleo, otra consecuencia de la escasez de tierra. (Informe de Oxfam, Tierra y Poder).

7. Cuáles serían las condiciones para que la compra de tierras tuviera todas las garantías.

1) Según el BANCO MUNDIAL

1.    Respetar los derechos a la tierra y a sus recursos. Se reconocen y respetan los derechos actuales a la tierra y a los recursos naturales.

2.    Garantizar la seguridad alimentaria

3.    Asegurar la transparencia, el buen gobierno y un ambiente propicio y favorable.

4.    Consultas y participación. Se consulta a todos los que vayan a ser afectados materialmente.

5.    Inversión agrícola responsable. Los inversionistas se cercioran de que los proyectos respeten el orden legal.

6.    Sostenibilidad social

7.    Sostenibilidad ambiental. Los impactos ambientales de un proyecto se cuantifican y se toman medidas correspondientes para estimular el uso sostenible de los recursos, minimizando el riesgo de los mismos.

2) Según UMOYA (Federación de Comités de Solidaridad con África Negra)

1.    No sólo se deben reconocer y respetar los derechos legales actuales sobre las tierras, sino sobre todo los consuetudinarios y ancestrales.

2.    Estamos en desacuerdo con el concepto de seguridad alimentaria. Los campesinos piden soberanía alimentaria, con todo lo que esto conlleva: reforma agraria, reparto equitativo del agua, los bosques, defensa del territorio que constituye la cultura de los pueblos y su identidad.

3.    Estamos en contra de que los industriales negocien con la comida, como si se tratase de una mercancía más.

4.    Debe consultarse a los campesinos para saber qué tierras necesitan y en qué condiciones para el desarrollo personal, familiar y el de sus pueblos y naciones.

5.    La reforma agraria se hace inaplazable.

6.    La sostenibilidad social sólo se hará viable si se llevan a cabo las propuestas anteriores.

7.    Igualmente, la sostenibilidad ambiental se logra con mucha mayor efectividad defendiendo y promoviendo la agricultura campesina que, según demuestran estudios realizados, eliminaría el 80% de contaminación por CO2.

3) Según el Informe Oxfam Tierra y Poder:

1.    Deben respetarse los derechos de las comunidades afectadas por estos acuerdos y atender a sus reclamaciones, y quienes obtienen beneficios con los acuerdos internacionales deben contribuir a garantizar que esto suceda.

2.    Los gobiernos deben adoptar estrictos estándares internacionales sobre la gobernanza de la propiedad de la tierra y la gestión de los recursos naturales.

3.    Los gobiernos receptores deben respetar y proteger todos los derechos existentes sobre la tierra y garantizar que se aplique el principio de consentimiento libre, previo e informado, así como que las mujeres dispongan de los mismos derechos de acceso y control sobre la tierra.

4.    Los inversores deberían respetar todos los derechos existentes sobre la tierra… así como buscar alternativas a la pérdida de derechos sobre las tierras por parte de los pequeños productores y productoras de alimentos… Evaluaciones adecuadas del impacto social y ambiental (incluyendo el uso del agua) y abordar los asuntos relacionados con la seguridad alimentaria.

5.    Las entidades financieras y compradoras deberían asumir su total responsabilidad en la cadena de suministro y exigir a todas las operaciones agrícolas que financian o utilizan como proveedores que respeten estos principios y corrijan los problemas existentes.

6.    Los gobiernos de los países de origen deberían exigir a las compañías que invierten en el extranjero lo siguiente:

  • hacer públicas todas sus actividades y garantizar que se apliquen estándares y salvaguardas para proteger a los pequeños productores y productoras de alimentos y a las poblaciones locales, incluyéndolos los proyectos financiados por organizaciones financieras de desarrollo como la rama de préstamos privados del Banco Mundial,  la Corporación Financiera Internacional.
  • Deberían eliminar de la legislación nacional las medidas que fomentan las adquisiciones de tierra a gran escala imprudentes, entre ellas los mandatos sobre biocombustibles, evitando además introducir nuevas medidas de este tipo.

7.    La ciudadanía puede exigir responsabilidades a los inversores y empresas a través de las urnas, y de sus decisiones de consumo, así como con sus fondos de pensiones e inversiones. Las organizaciones de la sociedad civil, junto con los medios de comunicación y los institutos de investigación, pueden hacer uso de los mecanismos de rendición de cuentas, mostrar las malas prácticas, reconocer las buenas prácticas y contribuir a una mayor transparencia.

REDACTADO POR CONFER (Justicia y Solidaridad) Más información: jyp@confer.es
8. Fuentes:
* Informe “Tierra y poder” (Oxfam-Intermón): www.oxfam.es/es/crece/policy/tierra-y-poder
* José Miguel CALATAYUD: “África está en venta”, en El País (7 de octubre de 2011)
* Vía campesina: Declaración “¡Detengamos el acaparamiento de tierras, ya!”
www.cloc-viacampesina.net/es/temas-principales/reforma-agraria/803-declaracion-de-la-conferencia-idetengamos-el-acaparamiento-de-tierras-ya
* Joachim VON BRAUN y Ruth MEINSEN-DICK, “Adquisición de tierras en países en desarrollo por parte de inversores extranjeros: riesgos y oportunidades”, en Revista Africana noticias. Revista de prensa africana, mayo 2009, Págs. 13-18
* Gwynne DYER, “Los especuladores de la tierra en África, en terreno movedizos”, en revista Africana noticias, mayo 2009, Págs. 19-20
* Revista Umoya, nº 62, 1er trimestre 2011: “Documento del Banco Mundial y la FAO sobre el crecimiento del interés global por las tierras”, Págs. 28-30
* DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS Y DOCUMENTACIÓN DE MANOS UNIDAS, “Las tierras como negocio”, en Boletín Manos Unidas, nº 180, julio-septiembre 2010, Págs. 15-22

Please follow and like us:

16 Ene 2012

¿Es posible un #modeloalternativo?

Después de un tiempo sin escribir, hemos encontrado dos cosas que con seguridad os resultarán interesantes. Os animamos a leer el fragmento de la tribuna de Gustavo Duch (aunque si tenéis tiempo, también leed el artículo completo) y, además, a ver el vídeo-documental que aparece en el enlace. No tiene desperdicio.

«Puede ser difícil de aceptar, pero desde el punto de vista ecológico no hay posibilidad alguna de mantener un planeta con recursos finitos basándonos en modelos de crecimiento ilimitado. No existe tierra cultivable suficiente para mantener una agricultura produccionista que alimente a las personas, alimente a la ganadería intensiva, y que -como nos explican ahora- genere la energía del futuro, los biocombustibles. No podemos aceptar más políticas de crecimiento económico sabiendo que esconde la generación de pobreza y compromete la vida de las generaciones futuras. Entonces, aparece la propuesta y la necesidad de pensar en el decrecimiento: supeditar el mercado a la sociedad, sustituir la competencia por la cooperación, acomodar la economía a la economía de la naturaleza y del sustento, para poder estar en condiciones de retomar el control de nuestras vidas. La ciudadanía del mundo no pierde nada, pierden las corporaciones. El decrecimiento nos llevará a vivir mejor con menos: menos comida basura, menos estrés, menos pleitesía al consumo. Y también aquí el modelo agrícola puede ilustrar bien estas propuestas. Devolver el control de la agricultura a los campesinos, que con la complicidad del resto de la sociedad, aseguren mediante modelos productivos ecológicos (donde los ecosistemas no están al servicio de la economía, sino al revés), consumo de temporada y distribución en mercados locales de alimentos sanos. Apostar por el decrecimiento es encarrilarse en un nuevo rumbo, donde más gente encontrará lugares de vida y trabajo que sin dañar el medio ambiente y sin competir y empobrecer otras regiones, puedan asegurar alimentos de buena calidad y buenos sabores para nosotros, las poblaciones del Sur y las futuras generaciones.»

Tomado del artículo de Gustavo Duch Guillot para «El País» del 21 de septiembre de 2007, «El decrecimiento». http://www.elpais.com/articulo/cataluna/decrecimiento/elpepuespcat/20070921elpcat_5/Tes

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=XDOLcvuX6XA]

Please follow and like us: