Mujeres que defienden los derechos, el planeta y la vida

Artículo escrito por Mercedes Ruiz-Giménez Aguilar (@Merche_RG ), con motivo del Día Internacional delas Mujeres Defensoras– 29 de noviembre 2018

Mujeres. Miles de defensoras y activistas, articuladas en diferentes plataformas; indígenas, negras, mestizas, campesinas y urbanas, adultas y jóvenes, diversas en todos los sentidos, activistas de América Latina y el Caribe, de África y Asia, de Europa nos unimos en esta fecha para hacer presentes las violencias, muchas veces invisibilizadas, del modelo de desarrollo del capitalismo extractivo y de los fundamentalismos que están matando nuestra dignidad, nuestras vidas y nuestros derechos.

El Día internacional de Mujeres Defensoras nace durante la Primera Consulta Internacional de Mujeres Defensoras que se realizó en Colombo (Sri Lanka), en 2005. La primera resolución adoptada por la Asamblea General de la ONU sobre Defensoras de Derechos Humanos fue aprobada el 18 de diciembre de 2013. Este es un día dedicado al reconocimiento de las mujeres que, a título individual o colectivo, trabajan por hacer realidad sus derechos y/o defienden el derecho a una vida digna para todas las personas. Mujeres que denuncian las múltiples violencias a las que están sometidas en zonas rurales o semi urbanas, en procesos migratorios y/o de refugio, las que denuncian la devastación medioambiental por proyectos extractivos y empresas trasnacionales, las que trabajan por los derechos a una salud sexual y reproductiva, a las que son estigmatizadas por su etnia, discapacidad, o identidad  sexual…

Mujeres con nombres y apellidos, familias y vidas

Recordamos en este día a tantas defensoras anónimas que en todo el planeta con alto riesgo defienden sus derechos y sus libertades. A unas les ha costado la vida, otras siguen luchando en situaciones muy críticas sufriendo ataques permanentes: Bertha Cáceres (Honduras),  Máxima Acuña (Perú), Lolita Chavez (Guatemala), Marielle Franco (Brasil), Silvia Andrea Berrocal (Colombia), Aminatou Haidar (Sahara Occidental), Gloria Capitan (Filipinas), Nicolasa Quintremán (Chile), Amal Fathy (Egipto), Helena Maleno (España) y muchas  otras que siguen alzando sus voces para pedir justicia en contextos racistas, patriarcales, neoliberales, extractivistas y de estigmatización que violan derechos humanos de las mujeres, de sus comunidades y de la vida del planeta.

Las violencias específicas que experimentan las defensoras de los derechos humanos, así como el impacto que tienen estas agresiones en sus vidas y activismo, son cada vez más evidentes. Va en aumento el número de mujeres que son agredidas por la  defensa de la tierra y  sus recursos, seguidas por las que trabajan por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias, particularmente en contra del feminicidio/femicidio, el derecho a la participación política y las que trabajan por los derechos sexuales y reproductivos, incluido el derecho a la diversidad sexual y a la interrupción legal del embarazo.

Cuidado mutuo frente a las violencias 

En palabras de las propias defensoras, “El autoritarismo y el cierre de espacios democráticos, lejos de revertir, se expande en la mayoría de nuestros países, usando la violencia y la discriminación contra las mujeres como mecanismo de control social. Las mujeres nos encontramos en una posición de extrema vulnerabilidad en la que nuestros cuerpos y vidas son objeto de todo tipo de violencias: el cada vez más agravado fenómeno de la feminización de la pobreza, el despojo de las tierras, el espolio de bienes naturales o comunitarios como el agua o la semillas, la explotación laboral, la trata con fines de explotación sexual, las agresiones físicas, la desigualdad, la imposición de roles y mandatos de género, la penalización del aborto y del derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y sexualidades, la violación, los crímenes de odio o los femicidios, entre tantas otras. Por ello, al menos en 37% de las agresiones registradas contra las defensoras se ha identificado algún componente de género, es decir, elementos de la agresión que se orientan de manera directa yexplícita al hecho de que la agredida sea mujer.” (Pronunciamiento en el Día Internacional de las Defensoras de Derechos humanos 2017, de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos)

El objetivo de esta jornada internacional de Mujeres Defensoras es apoyar las estrategias de protección integral feminista que se están impulsando desde las propiasdefensoras y sus organizaciones. Iniciativas basadas en la autoprotección colectiva y el autocuidado, esenciales para hacer frente a las violencias. Fortalecer alianzas con estas iniciativas, alimentar complicidades y tejer redes desde lo local hacia lo global es fundamental para hacer realidad que #JuntasConstruimos y que #DefensorasNuncaSolas.

Reconocemos y valoramos la importante participación de las defensoras en la lucha por los derechos humanos universales. Instamos a la comunidad internacional y a los gobiernos para que pongan fin a tanta impunidad y se implementen políticas públicas que garanticen el ejercicio de un derecho tan importante como es defender nuestros derechos.

Please follow and like us:

Deja una respuesta