26 Feb 2015

Carta de la campaña #action2015 a las y a los líderes mundiales

Más información sobre la campaña: www.action2015.org

Estimados líderes mundiales:

Con copia a: toda la población

Hay momentos en la historia que se convierten en momentos decisivos. En nuestra opinión, el año 2015 será uno de ellos. Es el año más importante desde el comienzo del milenio en lo que respecta a la toma de decisiones.

Creemos que sí es posible llegar a fines de 2015 habiendo acordado un nuevo pacto global y convenido un camino hacia un futuro mejor y más seguro para el planeta y sus habitantes, que sirva de inspiración a todos los ciudadanos del mundo. Podemos elegir el camino hacia un desarrollo sostenible. También es posible que esto no suceda… y que lo lamentemos durante generaciones. ¿Qué posición tomará usted en la historia?

Hay millones de voces que no puede darse el lujo de ignorar. Son las voces de las personas que usted representa. Son voces de todas las edades y de cada rincón del planeta. La voz de la niña pequeña a quien hoy en día se le niega la educación; la mujer embarazada que no recibe atención de salud; las personas jóvenes que no tienen acceso a trabajo decente; las familias pertenecientes a grupos minoritarios que temen ser discriminadas por funcionarios corruptos; los pequeños agricultores que se han visto obligados a emigrar a las ciudades como refugiados climáticos, entre otros miles de millones de personas más. Sus voces pregonan cada vez más fuerte la desigualdad y la injusticia que mantienen a las personas en la pobreza. Ellos –y todos los que los apoyan- le están exigiendo a usted que llegue a un nuevo acuerdo global para toda la humanidad- el cual luego cumplamos juntos. La buena noticia es que 2015 le brinda la oportunidad histórica de hacer simplemente eso.

Este año se celebrarán dos importantes cumbres de las Naciones Unidas. La primera, en septiembre, en la que el mundo acordará nuevas metas para erradicar la pobreza extrema, abordar la desigualdad y lograr un planeta más sostenible. La segunda se celebrará en diciembre y tendrá como tema central el cambio climático, la cual debemos aprovechar para asegurar que el bienestar de las generaciones del presente no se produzca a expensas del de las generaciones del futuro.

Estos dos acontecimientos, junto a otras conversaciones clave sobre financiamiento, son los más importantes de nuestra vida. Sabemos por nuestros esfuerzos pasados, como, por ejemplo, la lucha contra el SIDA, la malaria, las enfermedades prevenibles y la protección de la capa de ozono, que podemos unirnos y cosechar muchos logros. Sin embargo, con tan solo pocos meses hasta la celebración de estas cumbres, pocos líderes están desempeñando el papel de liderazgo que necesitamos. Hemos visto algo de progreso en materia de cambio climático, pero no de la envergadura que se necesita. También contamos con un conjunto de objetivos que son sumamente ambiciosos, pero que serán inútiles si no se acompañan de audaces acuerdos de implementación y financiación que provengan desde los niveles más altos.

Si esto no cambia, nos tememos que usted y demás líderes mundiales estarán llevando al mundo hacia uno de los fracasos más monumentales de la historia reciente. Todavía está a tiempo de ponerse a la altura de las circunstancias. Le pedimos su ayuda y que lidere el cambio.

Seamos claros: las acciones que llevemos a cabo en 2015 serán decisivas a la hora de definir el rumbo que tomará el mundo en las décadas venideras. Le instamos a tomar el camino correcto.

Please follow and like us:

11 Abr 2014

Las acciones que necesitamos para el futuro que queremos #Post2015

Las acciones que necesitamos para el futuro que queremos (Tarjeta roja de la sociedad civil)

(Texto original en inglés aquí)

Durante el pasado año, las organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo de diferentes campos de trabajo han seguido de cerca las deliberaciones de los Estados Miembros de las Naciones Unidas sobre la agenda de desarrollo post 2015 . Hemos recibido invitaciones para contribuir a través de Internet o consultas personales y hemos estado sugiriendo alternativas de Desarrollo, análisis y recomendaciones generales en todo este proceso.

A pesar de estos esfuerzos, estamos alarmad@s de que en las discusiones sobre el post-2015, poco parece estar en marcha para revertir la tendencia de “seguir haciendo lo mismo de siempre” y que la ONU está a punto de perder la oportunidad de transformar el círculo vicioso actual de Desarrollo centrado en el crecimiento económico que sólo alimenta las desigualdades, inequidades, la degradación ambiental y la marginación y no en un círculo virtuoso donde los derechos humanos y la justicia prevalezcan. A pesar de la declaración del Secretario General de la ONU que “nadie se quedará atrás “, los Objetivos de Desarrollo Sostenible [ODS] no están en camino de ser construidos en las prioridades esenciales para una agenda global post-2015, en concreto sobre derechos humanos y dignidad para todas y para todos.

En la Declaración del Milenio, los gobiernos se comprometieron explícitamente a “promover … el respeto de todos los derechos humanos internacionalmente reconocidos (…), incluido el derecho al Desarrollo [y] (…) a luchar por la plena protección y promoción en todos nuestros países de los derechos civiles, derechos políticos, económicos, sociales y culturales para todos y para todas.” Es inaceptable que en este momento de la historia de la ONU, a pesar de todos los acuerdos y compromisos que afirman la interrelación de todos los derechos, todavía haya una desconexión peligrosa entre desarrollo y derechos humanos.

Esto significa que la lección más importante de los ODM todavía no se ha aprendido: que el Desarrollo Sostenible es imposible a menos que los derechos humanos estén en el centro como un pilar fundamental de las sociedades vibrantes, iguales y prósperas. El progreso en los derechos de las personas y la igualdad de género en la agenda de desarrollo requiere una atención crítica para los interconectados e indivisibles derechos sexuales, reproductivos y otros derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Por otra parte, para ser realmente eficaz e integrador ante las actuales desigualdades en el mundo, la agenda post-2015 debe centrarse en una justa distribución de los beneficios del desarrollo, considere y se comprometen a la creación de un entorno macroeconómico favorable para el logro de los objetivos de desarrollo y garantizar que los derechos humanos son la base de todos los esfuerzos de desarrollo.

El nivel actual de las desigualdades es un insulto y, como ciudadan@s del mundo, no estamos de acuerdo con la inversión de recursos humanos y financieros de los gobiernos en la ONU para reafirmar simplemente lo acordado hace 20 años, o en el documento final de Río +20. Exigimos que se vaya más allá de estos compromisos y se establezca una agenda de desarrollo bien articulada e interrelacionada con los derechos humanos, con responsabilidades concretas para todas las partes implicadas en materia de políticas transparentes, programas  servicios. Esto significa nombrar a titulares de los derechos y a responsables de su cumplimiento, la identificación de las obligaciones de todas las partes, centrándose en la ejecución y la rendición de cuentas a través de medidas jurídicas, normativas y medidas institucionales para la realización plena de todos los derechos humanos para todas las personas. Significa prevenir cualquier tipo de sesgo cultural, étnica, de género, religioso u otros, la posible falta de reconocimiento de los derechos de ciertas categorías de personas y categorías de derechos cuando configuran el futuro.

No habrá sostenibilidad de cualquier modelo de desarrollo sin derechos humanos . Necesitamos y exigimos a los Estados miembro y organismos de la ONU que demuestren y sostengan el liderazgo y voluntad política necesarios para garantizar que la agenda de desarrollo post-2015 se basa en la plena realización de los principios fundamentales de los derechos humanos, la igualdad, la no discriminación y la justicia social para todo.

El futuro que necesitamos requiere acciones valientes para dar forma al futuro que queremos. Las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo están observando. Y tenemos la esperanza de que se nos escuche.

Súmate al texto aquí.

 

 

 

 

Please follow and like us:

19 Ago 2013

Una vida digna para todos: informe de Ban Ki-Moon

Las discusiones sobre el “Post-2015” han iniciado una nueva fase. El esperado informe del Secretario General de Naciones Unidas ya está disponible al público. Titulado: “Una vida digna para todos: acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y promover la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo después de 2015”, el informe del Secretario General analiza el progreso en la implementación de los ODM hasta 2015 y hace recomendaciones para continuar avanzando en la agenda de Naciones Unidas para después de 2015.
Mientras se enfatiza sobre la necesidad de esfuerzos renovados para la consecución de los ODM para finales de 2015, el informe también identifica políticas y programas que han conseguido algunos logros en su cumplimiento y que podrían contribuir en acelerarlo.
Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano por lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio antes de que finalice 2015. Esa tarea está inacabada y debe continuar para asegurar el bienestar, la dignidad y los derechos de quienes siguen marginados en la actualidad, así como de las generaciones futuras.
Es importante notar que este informe destaca como importante al “crecimiento” inclusivo, el empleo decente y la protección social; destinando más recursos para los servicios esenciales/básicos y asegurando el acceso para todas las personas. También pone énfasis en el fortalecimiento de la voluntad política y la mejora del entorno normativo internacional; y en la construcción de alianzas múltiples.

El informe señala la necesidad de una nueva visión y un marco de respuesta para un desarrollo sostenible – facilitado por la integración del crecimiento económico, la justicia social y ordenación medioambiental, y considera que estos deben ser los principios rectores y el estándar en la forma de actuación internacional. El informe sugiere la continuidad en el trabajo iniciado con los ODM para asegurar que la pobreza sea erradicada dentro de una generación. También espera que el marco de desarrollo Post-2015 pueda unir a un gran abanico de aspiraciones y necesidades humanas y asegurar una vida digna para todo el mundo.

¿Qué políticas y programas han contribuido más a los progresos? (consulta el documento completo aquí)

  • Una fuerte implicación nacional y políticas bien gestionadas, respaldadas de forma coherente por asociados a todos los niveles, han impulsado los progresos en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las políticas que estimulan un crecimiento económico sólido e inclusivo, acompañadas de medidas orientadas a mejorar el acceso de los pobres y los excluidos a servicios básicos de calidad, han permitido conseguir avances en muchos países.

1. Hacer hincapié en el crecimiento inclusivo, el empleo digno y la protección social

  • “el crecimiento económico inclusivo, con empleo y sueldos dignos, es un requisito previo para lograr los Objetivos de Desarrollo del
    Milenio, en particular el (…) relativo a la erradicación de la pobreza extrema y el hambre.”
  • “Las inversiones selectivas en los sistemas de salud pública, la lucha contra las enfermedades, la educación, la infraestructura y la productividad agrícola (…) crean sinergias, por lo que son muy eficaces en programas integrados de desarrollo.”
  • “Las políticas que promueven el empleo rural ofrecen resultados positivos respecto de la reducción de la pobreza, el consumo de alimentos, el gasto de los hogares en educación y salud, la reducción de la deuda y la creación de activos.”

2. Asignar más recursos para servicios esenciales y asegurar el acceso para todos

  • “A fin de acelerar los progresos en educación, algunos países han eliminado las tasas escolares y han reducido los gastos indirectos de la matriculación.”
  • “En África Occidental las inversiones complementarias en infraestructura, con campañas de alfabetización de la mujer, destinadas a vencer la resistencia a la educación de las niñas en zonas rurales, dieron lugar a un significativo aumento de la tasa de matriculación de las niñas en las escuelas primarias.”
  • “Algunos países han ampliado el acceso a la enseñanza primaria al tiempo que han abordado las disparidades entre los géneros.”
  • “Las inversiones en infraestructura material y humana para el sector de la atención de la salud pública están dando sus frutos en el Asia Meridional, donde se han prestado servicios gratuitos en instalaciones próximas a los pacientes.”
  • “Las políticas de apoyo al acceso universal gratuito a la atención primaria de la salud para mujeres y niños han reducido la mortalidad infantil en algunos países del África Subsahariana.”

3. Fortalecer la voluntad política y mejorar el entorno normativo internacional

  • “El carácter mundial de muchos problemas actuales requiere una acción global coordinada.”
  • “Se requieren más esfuerzos para asegurar el alivio oportuno de la deuda de los países (…) gravemente endeudados y mejorar así sus posibilidades de lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.”
  • “Limitar el aumento de la temperatura media mundial a 2ºC por encima de los niveles preindustriales e invertir esa tendencia, de conformidad con los acuerdos internacionales, exige una acción enérgica y coordinada a nivel nacional e internacional.”
  • “Se requieren con urgencia medidas más enérgicas respecto de otras metas en materia de sostenibilidad ambiental, incluidas las relativas a la
    biodiversidad, el agua, el uso de la tierra y los bosques.”

Conclusión

Adoptar medidas en respuesta a los desafíos comunes exige un compromiso renovado con la cooperación internacional. El multilateralismo se está poniendo a prueba. Las Naciones Unidas, como un faro mundial de la solidaridad, deberán hacer lo que les corresponde para fortalecer la colaboración y mostrar que pueden ser eficaces para consolidar el mundo justo, próspero y sostenible que las personas desean y tienen derecho a esperar. Definir la agenda para el desarrollo después de 2015 es, por tanto, una tarea de enormes proporciones, si bien inspiradora e histórica, para las Naciones Unidas y los Estados Miembros.

Al hacerlo debemos seguir escuchando a los pueblos del mundo y fomentando su participación. Hemos oído sus llamamientos en favor de la paz y la justicia, la erradicación de la pobreza, el ejercicio de los derechos, la eliminación de la desigualdad, el aumento de la rendición de cuentas y la preservación de nuestro planeta. Las naciones del mundo deben unirse en un programa común para actuar con arreglo a esas aspiraciones. Nadie debe quedar  rezagado. Tenemos que construir un futuro de justicia y esperanza, una vida de dignidad para todos.

 

Please follow and like us:

13 Jun 2013

El valor de una vida: Paz y Seguridad Humana en un mundo #post2015

Del blog del Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza  http://www.whiteband.org/es/news/paul-okumu-value-of-a-life

¿Vale una vida menos en un país que en otro? Pregunta Paul Okumu mientras explora por qué existen aún más de 190 conflictos que ponen en peligro vidas de personas y a comunidades por todo el mundo… y por qué no hay una mayor indignación al respecto.

¿Si 1.5 mil millones de personas no importan, entonces quién importa?

En los pequeños viajes que he realizado a los países “desarrollados” de Europa, Norte América y algunas partes de Asia y América Latina, he encontrado un denominador común:

Las personas valoran la vida.

Cada vida.

Cada una de forma individual.

Las personas en estos países no hablan de números. Hablan de nombres y de relaciones por cada una de las vidas que se pierde. Me maravilla en valor que se añade a la vida, el cómo una sola vida perdida lleva a un país entero a las lágrimas y suscita toda una cadena de respuesta de la comunidad a nivel nacional. Pero no acaba ahí. La búsqueda de respuestas cuesta lo mismo, o más.

Así que, ¿por qué es que la vida de millones de personas afectadas por conflictos – padres, madres, niños y niñas – parece no importarle al mundo?

Mientras lees esto, mujeres, hombres y niños/niñas en 59 países son incapaces de llevar su vida con normalidad producto de la inseguridad producida por 190 conflictos. A día de hoy, sólo en los continentes Africano y Asiático, 34 gobiernos están divididos entre la necesidad de atención al bienestar de su ciudadanía o la inversión en recursos para atender a los conflictos, los cuales son ampliamente internacionales y casi siempre vinculados a la codicia política o corporativa.

La naturaleza de los conflictos violentos ha cambiado dramáticamente en las décadas recientes. La forma predominante de conflicto violento ha evolucionado de ejércitos nacionales batallando entre sí a un sinnúmero de pequeñas guerras sin frentes, sin campos de batalla, no hay zonas de conflicto claro, sin distinciones entre combatientes y civiles.

Tristemente, casi todos los países afectados por conflictos tienen también un denominador común: extensos recursos naturales. De hecho, muchos podrían producir suficientes alimentos para alimentar a toda su población… y quizás al resto de nosotros también. Pero tienen recursos de los que no pueden disfrutar y escuelas a las que no pueden acudir. Civiles inocentes están atrapados en una red de codicia corporativa, política, explotación de recursos naturales, conflictos ideológicos y una gobernabilidad muy pobre.

El desarrollo es imposible sin paz, así como la paz es imposible sin el desarrollo.

Basta con preguntar a una madre, que lucha por alimentar a sus hijos a la vez que se pregunta si es seguro o no mandarles a la escuela o llevarles al hospital. O preguntar a un joven – dividido entre la búsqueda de trabajo en una ciudad propensa a los conflictos o para permanecer en el campo empobrecido, donde el gobierno ni siquiera se ha pensado establecer un suministro de electricidad.

La habilidad de la sociedad para vivir en paz, seguridad y tener protección no es sólo un derecho fundamental, es también fundacional de cualquier agenda de desarrollo. Ninguna sociedad, por muy desarrollada o dotada que esté, puede desarrollarse en un ambiente de miedo, inseguridad y estructuras fallidas. Un conflicto puede hacer retroceder a una sociedad entre 15 – 20 años, tal y como el Banco Mundial nos recordó en el Informe sobre el Desarrollo  de 2011.

El conflicto agudiza la pobreza. La pobreza generalizada y la desigualdad aumentan la amargura y la desesperación. Las violaciones de los derechos humanos perpetúan el miedo y el odio, poniendo en peligro la paz y el desarrollo. Es un círculo vicioso que no podemos permitir que continúe – por el bien de nuestra sociedad. La paz y el desarrollo requieren el respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho.

Tenemos que sentarnos y honestamente reflexionar sobre lo que estamos diciendo a las/os niñas/os y las madres y los padres que viven en zonas afectadas por el conflicto.

Como sociedad civil, pedimos que el mundo reflexione sobre el daño que estamos haciendo al creer que el conflicto es algo que sólo sucede a otras personas. Nuestros mayores saben mejor: “una isla de riqueza en medio de un mar de pobreza pronto contamina la isla”, dice un proverbio africano. Los déficits en un país impactan a los demás países, ya sea a través de los vínculos económicos y financieros, las migraciones, las personas refugiadas, las personas desplazadas, el terrorismo, la piratería, el crimen organizado, narcotráfico, trata de personas o el tráfico de armas. La progresiva globalización aumenta la probabilidad de esos efectos transfronterizos.

Por todas estas razones, es imperativo que la agenda de desarrollo Post-2015 esté centrada en la paz, la seguridad humana y la libertad del miedo. Deberíamos apuntar a que la justicia y la prosperidad sean una realidad para todo el mundo, no sólo porque sean fundamentales – porque lo son – sino también porque nosotros respetamos la vida y la decencia.

Paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos son los pilares centrales del sistema de Naciones Unidas y la fundación para el bienestar y seguridad colectivos. Así que, ¿por qué no lo son también de una agenda de desarrollo liderada por Naciones Unidas?

Para este propósito, la agenda post 2015 debe fomentar:

  • instituciones funcionen y respondan a las necesidades de las personas, con dignidad y justicia social
  • mecanismos de apoyo para países que están enfrentándose a luchas por el control de recursos
  • rendición de cuentas por todos los actores del desarrollo
  • participación efectiva de la ciudadanía en los asuntos del Estado
  • creación de empleo y justicia económica
  • estructuras sistémicas que permitan la seguridad humana y la cohesión social
  • diálogo inclusive entre el Estado y la Ciudadanía
  • un ambiente en el que la gente pueda vivir en libertad y disfrutar de la propiedad y el control de sus propios recursos

La paz y la seguridad importan en una agenda post 2015, no por 1.5 mil millones de personas.

Importan porque cada vida importa.

Y si perdemos esta oportunidad, vamos a retroceder en los avances de los últimos 20 años.

Todo porque nos dejó de importar una vida… y sí, también 1.5 mil millones de personas.

Paul Okumu lleva la Secretaría de la Africa CSO Platform on Principled Partnership (ACP) y es miembro del Grupo Básico de la Plataforma de la Sociedad Civil en la Construcción de la Paz y del Estado. Aprenda más acerca de cómo la paz y la seguridad humana deben integrarse en la agenda post-2015 en este documento que Paul envió al Panel de Alto Nivel de Naciones Unidas. También puede respaldar la declaración aquí.  

 

Please follow and like us:

23 Ene 2013

Las Naciones Unidas consultan a la ciudadanía acerca del mundo que desean #post2015

Naciones Unidas se ha aliado con organizaciones de juventud, instituciones del sector privado y ONG de todo el mundo para lanzar MY World, la encuesta Global de las Naciones Unidas para un Mundo Mejor. MY World tiene como objetivo preguntar a los ciudadanos y ciudadanas de todos los países cuáles son los temas y cuestiones que más directamente afectan a sus vidas.

Aunque los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) siguen articulando las iniciativas globales de lucha contra la pobreza y mejorarla vida de millones de personas, iniciativas como MY World se han puesto también en marcha con el objetivo de poder incorporar la voz de los ciudadanos y ciudadanas al debate global sobre la futura agenda de desarrollo para el periodo posterior a 2015, fecha designada para el logro de los ODM.

MY World es una encuesta anónima. La única información personal que se solicita a los participantes es su género, edad y país con el único fin de analizar los datos. Los resultados serán presentados a los líderes mundiales y ayudarán a definir cuáles son las seis cuestiones que más influencia ejercen en las vidas de las personas a nivel global.

La encuesta está actualmente disponible en la web www.myworld2015.org en los seis idiomas oficiales de la ONU —inglés, español, francés, árabe, ruso y chino—y pronto se ampliará a otros idiomas. Además, esta encuesta puede completarse también por teléfono (vía SMS y llamando a varios números de teléfono gratuitos) o en papel, gracias al apoyo de una extensa red de organizaciones de base, organizaciones religiosas, grupos de juventud, entidades del sector privado y ONG colaboradoras de todo el mundo.

El objetivo de MY World es ser el punto de entrada de los ciudadanos y ciudadanas en el proceso de consultas post-2015 y dar a conocer a los participantes la plataforma www.theWorldWeWant2015.org, una iniciativa conjunta de la ONU y la Sociedad Civil en la que ciudadanos y entidades colaboran en un debate más extenso e interactivo sobre la agenda post 2015.

Los resultados de MY World serán trasladados al Grupo de Alto Nivel para la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015, establecido por el Secretario General, durante los encuentros que tendrán lugar en Monrovia, Yakarta y Nueva York. La intención es que las conclusiones de la encuesta global sean estudiadas por el Grupo antes de la presentación de su informe final al Secretario General de la ONU.

Posteriormente, MY World seguirá recopilando las voces de las personas y compartiendo los resultados con el Secretario General y otros líderes mundiales, de aquí a 2015. Esta iniciativa está coordinada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la Campaña del Milenio de las Naciones Unidas, el Overseas Development Institute y la Fundación World Web , con el apoyo de socios colaboradores de todo el mundo.

Las Naciones Unidas y sus socios invitan a los ciudadanos y ciudadanas de todos los países a hacer la encuesta y participar en este proceso de consultas para definir el mundo que queremos más allá de 2015.

Puedes votar en http://www.myworld2015.org

Please follow and like us: