Y tú… ¿de qué parte estás?

Andrés R. Amayuelas, presidente de la Coordinadora de ONGD.

Se acercaba el final de la COP24, el encuentro mundial para tratar de impulsar un acuerdo ambicioso para frenar el cambio climático. Las potencias más contaminadoras, encabezadas por EEUU, habían puesto de su parte para no tomar las medidas necesarias para revertir el calentamiento global.

Las organizaciones sociales estaban también reunidas tratando de hacer entrar en razón a los gobiernos. No es mucho el tiempo que tenemos, apenas 10 o 12 años, si queremos parar las peores consecuencias del incremento de la temperatura. Había que cerrar el encuentro con una foto de familia exigiendo compromiso a los políticos. La pancarta de la Campaña Global por la Justicia Climática era bastante clara: “cambiemos el sistema, no el clima”. Pero parecía que no era suficientemente directa como para que los participantes en la cumbre oficial cayeran en cuenta de la urgencia.

Alguien empezó a tararear la canción, de manera inconsciente. Poco a poco se le unieron más voces y acabó siendo un clamor. Cada quien la había oído de distintos grupos y cantantes. Billy Bragg, Dropkick Murphys, Natalie Merchant, Peter Seeger, Ella Jenkins… e incluso aludida por Bob Dylan. La primera parte estaba clara: Which side are you on? … la segunda fue instantánea “With people not polluters”.

Which side are you on? Es una canción escrita en Kentucky hacia 1931 por Florence Reece, mujer de un minero sindicalista, justo después de que la policía a sueldo de las empresas entrara por la noche en su casa y se llevaran ilegalmente a su marido. Aterrorizada escribió la letra en un calendario de pared y tomo la melodía de un himno baptista.

Después se convirtió en una canción popular en las movilizaciones obreras de Estados Unidos popularizada por lo wobbies y fue adoptada naturalmente por el movimiento altermundista. La canción nos llama a tomar partido. No podemos quedarnos neutrales mientras contaminan nuestra casa común y amenazan el futuro de nuestra especie.

¿Hasta cuándo vamos a permanecer impasibles? Más de 70 millones de personas desplazadas en el mundo, muchas de ellas por motivos climáticos; estamos provocando la sexta extinción masiva de seres vivos como denuncia Amy Goodall; consumimos como si tuviéramos disponible planeta y medio

Es urgente un movimiento mundial de indignados por el clima, dado que el acuerdo alcanzado en Katowice está muy lejos de lo necesario para poner freno a este despropósito. Y es urgente porque no tenemos tiempo, porque sus consecuencias serían nefastas (ya lo están siendo) para toda la humidad.

Pensad en ello y tened de música de fondo Which Side are you on? Y preguntaos con quién estáis: ¿con las personas o con los contaminadores?

Please follow and like us:

Deja una respuesta