¿Qué (puede) hace (r) un(a) periodista como tú en un mundo como este?

Periodistas y medios de comunicación tienen una gran influencia sobre la opinión pública. Pueden contribuir a modificar pautas de comportamiento, de consumo, de voto o, incluso, pueden derribar gobiernos. Sin duda son (o podrían ser) aliados clave en la construcción de una ciudadanía activa y comprometida en la lucha contra la pobreza, aunque desde las ONGD tenemos la sensación de que hay mucho campo de mejora y que es muy complejo “competir” con los temas de las secciones de “nacional”, “economía”, “cultura”, “deportes”, “sociedad”,…

Algo en esta línea decía hace algún tiempo Jan Eliasson, Vicesecretario General de la ONU: “Estoy conmovido por el hecho de que cada dos minutos y medio muere un niño a consecuencia de enfermedades ligadas con la práctica de la defecación al aire libre. Son muertes que pasan desapercibidas —no se cubren por los medios de comunicación, ni existe un debate público sobre este tema—. Rompamos el silencio”.

Y, ¿cómo rompemos juntos el silencio? ¿Cómo implicamos a los medios de comunicación en informar, sensibilizar y movilizar a la ciudadanía en la lucha contra la pobreza? No es fácil, pero no podemos tirar la toalla.

En los últimos años han surgido nuevos medios, especialmente en internet, con bastante más sensibilidad sobre los problemas sociales y las personas más vulnerables que los denominados “tradicionales”, aunque es cierto que centran ese interés en las que viven en España. Debemos trabajar, por ello, para conseguir que las vidas y reivindicaciones de nuestros vecinos del Sur también tengan su espacio en estos medios.

Además, todavía, hay huecos (algunos pequeños pero otros de gran relevancia) en los medios denominados tradicionales para los más vulnerables y la solidaridad. El objetivo debe ser encontrar la manera de ampliar estos espacios y aprovecharlos mejor.

Y no nos olvidemos de que la influencia de los y las periodistas no se limita a su trabajo en su medio de comunicación. Cada vez es más relevante en internet, desde un plano individual, a través de lo que dicen y escriben en redes sociales, y sus blogs y webs personales. Aunque la agenda de los medios no siempre responda a las necesidades de las personas que viven en situación de pobreza, la influencia personal sí puede hacerlo.

De todo eso va la campaña No tires tu influencia por el váter. Buscamos construir alianzas para visibilizar el problema del saneamiento y la defecación al aire libre con personas que son muy tenidas en cuenta por la ciudadanía, con los periodistas como creadores de opinión, prestando apoyo, facilitando datos, experiencias y conocimiento sobre la situación del acceso al saneamiento. Queremos que los y las periodistas pongan su influencia al servicio de este objetivo, que no tiren su influencia por el váter.

Como parte de esta campaña, el próximo 5 de julio celebramos un encuentro en Mérida en el que hablaremos de todos estos temas. Si eres periodista te invitamos asistir y si conoces a alguno/a que pudiera estar interesado no dudes en hacerle llegar este post.

Contamos con tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.